Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

¿Es un sueño?

15 octubre 2007

Te volví a ver, volvimos a cruzar palabras, y quiero creer que hasta sonrisas. Ibas deprisa, apenas reparaste en mi presencia salvo desde lejos, para mí es un alivio, verte aunque sea de esta manera, aunque seas como las estrellas fugaces...


Espero que la siguiente vez que nos veamos estemos más tiempo juntos, que la siguiente vez sea cómplice de nuestras sonrisas, de nuestras palabras, de nuestros besos, pero sobre todo, que sea cómplice de nuestro amor...






Cómplice de mi sueño, mi dulce sueño...

4 Vencidos:

Luna Carmesi dijo...

Reflexión de un fugaz pero inolvidable encuentro... pienso.

La Dulce Pena dijo...

Y más aún que inolvidable, inesperado y agradable...

Bss

María (Luna) dijo...

Esto es del manuscrito¿No? Pues se parece.


Que bonitos los encuentros deseados como un sueño.

Besitos pa mi niño.

La Dulce Pena dijo...

Supongo que a lo de manuscrito te referirás a la novela, no?? Pues, no, no es de la novela, ;)

Es de la vida real... jeje

Está relacionado con dos entradas anteriores:
Van, Vienen y Os echo de menos... y quizás, sólo quizás, alguna pequeña novela (XD)