Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Una Noche de Pasión

24 abril 2008



De repente, una luz le despertó. Pensó que ya podía haber amanecido, y se entristeció, aún no había podido soñar, aún no había soñado con su pasado, y necesitaba hacerlo... Pensando todo aquello, abrió los ojos, y pudo ver que la luz no era la del amanecer, sino, la de la bombilla del techo. Y, en la puerta, había una silueta, que no podía distinguir, por culpa de la ceguera momentánea que le causó la luz. Poco a poco aquella silueta se iba haciendo más nítida...

Sí, era ella, era Aurora, ¿pero que hacía en mitad de la noche en su cuarto? ¿Si ella dormía como un tronco, cómo era posible que se hubiese despertado? ¿Qué estaba esperando apoyada en el quicio de la puerta? ¿Durmió aquella noche, o sólo lo aparentó? ¿Qué hacía con aquel camisón tan sugerente y provocativo?
-¿Qué ha pasado? ¿Qué haces aquí? -Acertó a preguntar...

-Vento a hacerte olvidar de una vez por todas a esa chica, esa "Raquel" que me dijiste en el bosque... tú serás mío. Voy a hacerte el amor toda la noche, cuando acabemos, no tendrás ganas de recordar tu pasado, sólo querrás estar a mi lado... Serás mío... -Dijo Aurora, con una mirada de fuego ardiente... Se quitó aquel camisón, echó su pelo azabache, hacia atrás, y se quedó desnuda, sus pechos eran apetecibles, grandes, sin caer... y su sexo, todo lo que podía soñar...

En aquel momento, tenia muy pocas opciones, o eso quiso pensar, no podía escapar de aquella casa pues ella había cerrado la puerta antes de acostarse, no podía escapar, pues sería un problema aún mayor explicarle a los vecinos qué es lo que hacía a esas horas de la noche, con la chica desnuda, y sin recordar su pasado. Tragó saliva, y se quitó la camiseta, en el fondo le apetecía hacer al amor con ella, no sabía cuánto tiempo llevaría sin hacerlo, no sabía que relación tenía con la chica de sus sueños, y ahora, no le importaba, era su oportunidad...

Ella seguía acercándose con paso firme, el ya se había despojado de toda su ropa... En el fondo tenía miedo, ella lo notó, y le susurró al oido que no temiera, que no le iba a hacer nada que no quisiera, nada que no le gustase... Le dió un suave beso en los labios, después otro más apasionado, y otro, y otro... Él se atrevió a abrazarla por la espalda, ella le pedía más... deslizó su mano hasta el culo de ella; ella, puso las suyas en el pecho de él... Estaban disfrutando.

Ella, le cogió sus manos, y las puso sobre sus senos... "Disfrútalos, son todos para tí", fue lo que le dijo, él, en un arrebato de pasión, apretó las manos, se sentía en su máximo explendor... Volvió a besarla, todas las dudas sobre su pasado habían desaparecido... ahora sólo existían él y ella... sólo eran animales en celo... puro celo. Mientras él disfrutaba con los pechos, esos pechos perfectos, de ella, esta aprovechaba para juguetar con el miembro de él... Descansa un poco, quiero hacerte sexo oral... tú sólo relájate... luego, te haré una con los pechos, y finalmente te daré el sexo que te prometí...

Cuando, empezaron a hacer el amor, él ya había tenido varios orgasmos, y pudo sospechar que ella también... Pero, no les importó, hicieron el amor, como si los dos fuesen expertos... aquella noche de pasión fue total... Ninguno de los dos podía recordar cuántos orgasmos tuvo aquella noche... fue tanta la pasión desbordada, que llegó el amanecer, sin darse cuenta... Pero, estaban tan cansados que se quedaron dormidos juntos... toda la mañana.

Pero de repente...

5 Vencidos:

La Dulce Pena dijo...

Ufff... quizás, me haya pasado un poco en este capítulo con todo el sexo, y eso, pero, la historia lo "necesitaba"... y bueno, he intentado ser lo "más correcto" posible...

carlota dijo...

Llegarían al amanecer con unas agujetas que ni te cuento. Pues hijo, sería porque yo me he imaginado la historia en un tiempo muy lejano, pero cuando ella dice eso de te voy a hacer un francés, como que no me pegó nada, la expresión, quiero decir, ja,ja... y escribe lo que te salga, para tí, no pensando en nosotros. Un abrazo.

La Dulce Pena dijo...

Carlota, sé que queda mal... pero no sabía que palabra usar, puff.. que follón escribir sobre sexo...

En esos momentos las agujetas es lo de menos.. jejeje... ¿Y un tiempo muy lejano cuándo es?

Gracias por las palabras... pero, me gusta pensar en vosotros... siempre respetando lo que me "sale"

PD: Al final he puesto sexo oral... ¿mejor, no? Yo tampoco estaba convencido.

Bss y abrazos... jeje

La_EsPeCtAdOrA dijo...

es ke el dinero esta tan escazo mijo..ke no seria mala idea jijijii..ke materialista ke soy..ops ke verguenzita..jajajajaj besitos desvergonzados..

La Dulce Pena dijo...

jaja, La Espectadora, materialista no!!! CApitalista.... jaja

Bss