Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Sin Entender

01 abril 2008

Antiguos links: I, II, III y IV



Aurora... bonito nombre, com oel amanecer -pensó, mientras ella, le preparaba un vaso de leche caliente. Al igual que hizo la noche anterior, con sus mirada, recorrió el salón de un desconocido. Pero antes de poder acabar de contemplarlo, llegó ella con el vaso-.

--Toma, ten cuidado, no vayas a quemarte. Creo que está demasiado caliente -le dijo ella- ¿Quieres unas galletas también?
--No, gracias, así está bien... -dió un sorbo de leche, y le comentó que no estaban tan caliente, y se la acabó. Acto seguido, volvió a darle las gracias por el vaso de leche, y le preguntó- Dime, ¿por qué has decidido abrirme la puerta de tu casa? ¿No tienes miedo? ¿No temes que mi historia fuese mentira? -ojalá, recodarara de verdad quién soy, pensó-.
--Sí, en realidad, sí tengo algo de miedo... Pero, creo que tengo más miedo si me quedo aquí sola, con ese anciano, ahí enfrente; según dicen algunos vecinos, está hasta loco... Además, te lo dije en el bosque, tu mirada, me inspira confianza... Quiero creer que no pasará nada, ¿no? Quiero confiar en ti.
--Eso quiero creer yo también, eso quiero creer...

--Aurora, como te comenté, no sé nada de mi pasado. Pero, quiero perdirte un favor, si esta noche me escuchas hablar, o quizás, incluso gritar. No me tengas miedo, ni me despiertes. Pues, creo, que en esos sueños dónde voy recordand un poco de mi pasado, tan poco, que no sé que será realmente. No sé si será mi pasado, o una simple alucinación. Pero, quiero creer que es mi pasado.
--Tranquilo -le dijo ella-, no te despertaré, es más, dudo que me despiertes tú. Cuando duermo caigo en un sueño demasiado profundo... Pero, dime... ¿qué has soñado?

En ese momento, antes de que el chico pudiera hablar, Aurora cerró la puerta de su casa con la llave, estaban los dos solos aquella noche en la casa, nadie podría entrar, ni salir. El chico, le siguió contando:
--Aún, no mucho... Es más, sólo, he soñado con una chica, y un nombre.
--Ahh... bueno... es tarde ya, ¿no? Quizás debería decirte cúal será tu cuarto esta noche, y acostarnos -dijo ella un poco irritada-.
Quizás sea mejor, pensó él, ¿pero por qué se pone así? Eso era algo que no pudo entender...

Tras aquella conversación, fue a su cuarto, se acomodó en la cama, cerró los ojos, y se durmió.

6 Vencidos:

paula andrea martinez dijo...

está seguro que era un sueño lo que le contaba a Aurora...yo lo dudo!!!

La Dulce Pena dijo...

Paula, ¿porque dudas que fuera un sueño? Y, en caso de no serlo, ¿qué crees que sería?

Bss

carlota dijo...

a mí la Aurora esta no me gusta nada... ya te lo dije en el otro post :)... a ver si se le va a cargar al prota por la noche, y se acabó la historia... vigílala!!!

La Dulce Pena dijo...

Jo... a nadie le gusta la muchacha, sólo es un alma caritativa... que, ya se verá lo "buena" que es...

Tranquila que yo la vigilo, para que no pueda hacerle nada malo a "Sin Nombre"

GABRIELA dijo...

Que bueno que es soñar amor...
Y que ese sueñe se mezcle con realidad y deseo...
Sueña siempre, pequeño...
Besos...

La Dulce Pena dijo...

ES lo más bonito que puedes soñar... con el amor, y que al despertar, aún tengas el recuerdo...

Bss, si me lo dices así, yo sueño siempre...

Bss