Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Misteros de La Vida

15 enero 2008

Nadie nos enseña a amar pero sin embargo, nos enamoramos...
Nadie nos enseña a herir, pero sin embargo, herimos a la gente...




Texto original FF VIII

13 Vencidos:

carlota dijo...

Igual nacemos enseñados...de una memoria común a toda la humanidad...en la que se halla el bien y el mal. Besos.

La Dulce Pena dijo...

Pero, si nacemos enseñados, deberíamos sentir todos lo mismo en el amor. Y yo puedo asegurarte, que tú y yo, sentimos el amor de distinta forma. Y el dolor también...

Pero, bonita forma de pensar... ;)

Bss

PIER BIONNIVELLS dijo...

Porque somos humanos, e imperfectos.. lo que vemos lo hacemos, y lo que sentimos lo damos, lo decimos,, lo dejamos.. es asi.. es la vida...

bellas lineas...

abrazos..

La Dulce Pena dijo...

Bellas líneas las tuyas también... me gustan...

;)

Bss

Navarro dijo...

El amor duele
el amor odia
el amor siente...

saludos!!!

La Dulce Pena dijo...

PEro el amor, tb es parte de la vida...

¿no?

María (Luna) dijo...

O la gente se hiere muy facil

María (Luna) dijo...

Mi niño, ya hice el memem esta publicado, pero no se lo he mandado a nadie...¿Eso vale?

La Dulce Pena dijo...

María:

-Puede ser que seamos demasidado blandos... ¿pero y el amor?

-Y supongo que valdrá,jaja

Bss

solo joe dijo...

mmmmm, no estoy de acuerdo. Todas esas cosas son aprendidas.

La Dulce Pena dijo...

¿Aprendidas? ¿Dónde?

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

¿Y quién nos enseña a perdonar? No son aprendidas, las llevamos dentro, forma parte de nuestra condición de seres humanos, aunque a menudo nos comportemos como animales salvajes... triste realidad. Lo primero que hacemos sin aprender a hacerlo es daño, y generalmente dañamos a quienes menos lo merecen.

La Dulce Pena dijo...

Son cosas innatas, pero por desgracia tb parece que es innato herir a los que nos quieren...

Saludos...