Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Sin Fuerzas

17 noviembre 2007

Hoy no tengo fuerzas, me siento como aquella vez... no tengo ánimos para seguir.

2 Vencidos:

María (Luna) dijo...

Pues seguiste

La Dulce Pena dijo...

Sí, pequeña, al final hay que sacar fuerzas de dónde no las hay...

Mägo de Oz, dijo una vez:
"Cuentan que cuando no puedes más, y tus fuerzas ves marchar hay algo mágico en ti que te da alas para seguir..."