Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

En Vela

07 marzo 2009

¿Cuántas noches te esperé?
¿Cuántos momentos en vela pasé?
Deseando verte aparecer, volver a sentirte.

Y al final, nada, sólo soledad, y esperanza para mañana.

4 Vencidos:

eigual dijo...

Pocas palabras.

Puro sentimiento.

Un abrazo artista.

La Dulce Pena dijo...

Gracias guapa, es un honor comentarios como ese.

Otro abrazo para tí.

La Dama de Cristal dijo...

que mas que soledad nos dejan las noches en vela?...

el desvelo ¿será que la soledad lo provoca?...

hum!!!... mucho en tan poco.


bss!

La Dulce Pena dijo...

Desesperanza... nos dejan desesperanza...

Quizás sí, la soledad nos atormenta y no le basta con eso, sino, que además, nos roba los sueños....

Me alegro que te guste, besos guapa