Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Cancer, Maldito Seas

07 enero 2009

La relación que hubo entre los dos nunca fue más allá de lo estricto, de lo familiar, pero, tampoco fue mala. En mis recuerdos, y espero que en los tuyos también, aún quedan aquellos días, aquellas noches en aquella piscina seca jugando al tenis, en aquella era jugando al fútbol, sí, allí, dónde entre todos me disteis con el balón en la cara porque yo no quería jugar con vosotros, ya que me daba mucha fatiga al ser muy malo.

Aquellos días cuando nos perdíamos por el campo, cuando te miraba y veía al hombre que quería ser, tú, tu hermano y nuestro primo, erais mis modelos a seguir en la vida, pero, nunca os seguí, siempre fuisteis mis guías sin saberlo, nunca os lo dije, y nunca lo sabréis. Contigo quizás estuviese menos tiempo que con ellos, eras mayor, eres mayor, pero no importa, supiste guiarnos mejor.

¿Recuerdas aquel día que sacamos el tronillo por tu campo? ¿Recuerdas que dijiste que le pidiéramos al testigo de Jehová que ellos seguro que nos darían dinero? Yo sí, y aún sonrío, y sonrío más porque no nos dio. Desde aquellos días hasta hoy ha pasado mucho tiempo, tal vez catorce o quince años, en ese tiempo nos hemos visto pocas veces. Cómo se suele decir las justas, incluso podría contarlas con la mano.

Aquella vez que te golpeaste los testículos, y te visité con la abuela, que ya no está, y también nos vimos cuando ella falleció, juntos llevamos su ataúd, a pesar de tu estar malo. A pesar de tu enfermedad, quisiste colaborar a llevarla, sabes, ese día lloré de dolor, y de emoción. El dolor por perderla a ella, y la emoción por ver tu superación, por saberte ahí y que estabas bien. También estuvimos muy juntos aquella mañana, en mi cuarto, preguntándome sobre la vida, y yo, sin atreverme a preguntar por la tuya, por si removía alguna herida.

Siempre que nos vimos, lo hicimos en momentos familiares. Pero, tu padre, y tu hijo, casi todas las semanas iban a mi casa a ver a nuestra abuela, y, siempre le preguntaba por ti, por suerte, ibas bien, ibas mejorando y la enfermedad remitiendo. Hubo momentos difíciles en ella, en los que me hubiera gustado ayudar, darlo todo, dar lo que necesitabas, pero, no pude. Sin embargo, a pesar de lo que te dijeran y te doliera, ahí estuvo la familia. Ahí estuvimos contigo. Siempre apoyándote.

Ahora, esta maldita noche, esta maldita navidad, este maldito año, esta maldita entrada de año, siempre estará en mi memoria cómo el día que me dieron esta maldita mala noticia. Estabas en el hospital y te han dejado salir, tú no sabes lo que pasará, sólo algunos de nosotros, tú vivirás en la ignorancia hasta tu último día, pero, serás más feliz que los que sabemos que todo acabará cualquier día. Por eso, me gustaría verte, me gustaría estar a tu lado, pero tengo miedo, tengo miedo de ser débil, de que leas en mis ojos, de que dudes y sepas la verdad.

No quiero ser yo quién te dé la noticia, no quiero que te la dé nadie. Quiero que vivas en la ignorancia pero feliz. Yo necesitaba desahogarme, necesitaba llorar en soledad sin que nadie lo supiera, por eso escribí esto en el cuarto, porque sé que nunca lo leerás, y nadie escuchará mis llantos. No te olvidaré jamás, eso tenlo por seguro… Esta vez, más que nunca puedo decir, “por aquí todos estamos bien, luchamos por seguir como aprendimos de ti

11 Vencidos:

La Dulce Pena dijo...

Entrada escrita el 02/02/2009.


Siento deciros, que os dejo por un tiempo. Quizás para algunos sea un alivio, para otros un sufrimiento, no entro en ello. Es la segunda vez en casi doa años, en 385 entradas, que dejo el blog por un tiempo. Pero no lo hago por falta de ganas de seguir a vuestro lado, ni por tedio, sino, por desconocer el motivo que me impulso a continuar. Quizás lo encuentre en un día, en dos, una semana, un mes, después de los exámenes de Febrero, un año... no quiero decir nunca, porque SÉ que lo encontraré.

;e voy, pero sólo dejaré de escribir aquí, y en los blogs (he dejado también una entrada en El Jardín de la Niebla). No puedo dejar de leeros, vosotros ya sois parte de mí, de mi vida, os leo para crecer para aprender, para madurar, para tomar las fuerzas para seguir. Desde que comencé muchos de los blogs que leía lo han dejado, otros se han reinventado a sí mismos... Conmigo no sé lo que pasará.

No quiero que penséis que me voy por estar Vencido. No, ya no, cómo dije no hace mucho: "por fin viviré en paz… En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. A pesar de flaquar un poco, lo mantengo. Por eso, tampoco quiero que penséis que me voy por haber conseguido Vencer, por ser un Vencido que Venció. No, no es por eso.., Ni sé la razón para continuar, ni sé la razón de mi marcha. Lo siento.

Por último, dos cosas. La primera es que, aunque no escriba, aunqeu no sepa cuando regreso, siempre que pueda, siempre que tenga acceso a internet, os visitaré, os comentaré; y lo haré poruqe es lo que me gusta, es lo que me mantiene vivo. VOSOTROS. La otra (y perdón por si no le gusta esta forma de actuar), es recomendaros encarecidamente, que visiteis el blog de eigual (Escribo aquí), pues yo lo hago desde hace tiempo, y en sus letras leo lo que me gustaría expresar a mí, lo que me gustaría haceros sentir, si estáis por aquí, allí encontraréis un hogar mucho más cálido y acogedor...


Siempre vuestro, esta Dulce Pena en el Rincón de los Vencidos, ni tan Vencida, ni tan Penosa, pero Dulce...

eigual dijo...

Es la primera vez que lloro frente a tus letras. Desde el principio, hasta el final. Desde que he leído la palabra "cáncer" hasta que he leído que te marchas, que dejas este rincón.

Quisiera cogerte fuerte, decirte que te quedes. Qué sigas escribiendo. Pero no puedo. No puedo hacerlo. Te dejo marchar, con la esperanza de que vuelvas pronto, de que un día regreses y sigas regalándonos tus palabras, sin pedir nada a cambio: ahí esta lo hermoso de tener un blog y escribir en él.

Poco más puedo decirte. Me has dejado sin palabras.
Solo te diré que no hay rincón más dulce que este.
Gracias por citarme, ya que como bien sabes quisiera llegar a todo el mundo con mis letras, con mis frases, con mis historias. Y tú como siempre, ahí estás escribiendo mi nombre. Y me has hecho sonreír entre lágrimas.

Vuelve pronto. Mi blog, mi mail, mi teléfono y mi casa, están abiertas para ti. Al igual que mis brazos para abrazarte un día de estos, pequeño.

Hasta pronto, amigo. Dulce pena.

eigual - www.escriboaqui.es

Polie dijo...

vaya...y que puedo decir?...
te mando besos y abrazos.

PD: cuando hago huecos camino un poco por la ciudad.
pero cada vez veo que se van complicando esos pequeños ratos.
Nos vemos niño, ya sea en este rincón, en la ciudad, en el msn...o en el paìs de morfeo!!!
MUAC!!

La Sombra nos Guía dijo...

Podría decir tanto y no decir nada, que siento que cualquier palabra será vacía y el silencio, por una vez, no me ayuda. Sé que volverás. Quizás porque no somos tan diferentes, tal vez porque en apariciones y desapariciones estoy curtido, tal vez porque te conozco desde hace ya unos añitos, o tal vez simplemente porque me resisto a pensar lo contrario. Pero sé que volverás. No fuerces el camino por volver antes, ni hagas oídos sordos a la llamada de este mundo cuando la oigas. El mundo sigue su curso, así que deja que fluya. Todo llegará.

Sobre la mala noticia, sólo te diré cuatro palabras, que tal vez muchos no se molestarán en intentar comprendr, pero seguro que para ti será fácil:

Contra el Viento [Warcry]

La Dulce Pena dijo...

Eigual, dos cosas. Una darte las gracias por tus palabras, y dos, perdona por hacerte llorar.

No sé cuando volveré, pero, gracias por dejarme marchar... Te citaré todas las veces que sea necesario, sabes que me encanta como escribes, sabes que espero tu libro...

Muchas gracias, espero el día de ese abrazo amiga, espero sentirte, sentir tu calor.


Polie, a veces las palabras no son necesarias y lo sabes.

Puede que no esté en este rincón escribiendo, pero siempre estaré para responderos a vosotros, siempre estaré en vuestros blogs...No abandono, sólo descanso.

Y sino, cómo dices, nos veremos en el país de Morfeo.


Sombra, cómo dices no somos tan diferentes, nos conocemos desde hace bastante tiempo, y eso ayuda a saber cómo acutaremos (más o menos). Tú desapareces, pero tarde o tempreano, por suerte, siempre apareces.

Ni haré oídos sordos, ni buscaré voces que no haya, no voy a ahcer algo que no sienta... así que no te preocupes.

¿Sabes? Con tres palabras hubiese bastado, pero gracias, creo haberlas entendido...


Saludos, Abrazos y Besos... Gracias a los tres por estar ahí.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Hay mi dulce pena..
Que malos momentos amigo mio!.
Como me gustaria estar cerca de tu tierra, y esperarte y abrazarte fuertemente y decirte a los ojos.. Lo siento tanto!!! Lamento mucho que estos dias te sientas triste, abatido por esa noticia..

Me quedo corta al escribir. ya que mis palabras son solo pequeños mimos para ti! espero que mi cariño te llegue, y sepas que aqui estoy para lo que necesites...

Que te vas a tomar un tiempo?. Pues seguro lo necesitas!! tomate las cosas con calma, piensate todo bien.. seguro que pronto te llegara tu musa y te enviara nuevamente al camino de las letras a tu rincón a y nosotros que te esperaremos siempre aqui en este mundo..

Un abrazo de los grandes..Y un beso fuerte.

Te quiere y te va a echar de menos.
tu amiga.
pier.

La Dulce Pena dijo...

Pier, muchas gracias por tus palabras. A veces no hace falta estar cerca, "aunque estés lejos de alguien puedes sentir su presencia en tu corazón".

Muchas gracias, soy yo el que se queda corto en las palabras de agradecimiento para vosotros.

Eso espero que llegue mi musa, y me muestre de nuevo este camino, gracias por esperar...

Pier, otro abrazo también para tí, y otro beso. Gracias amiga.

Passion dijo...

Con lágrimas en los ojos (y sabés que no miento) digo que te voy a extrañar mucho! y lamento en el alma el momento tan jodido que te toca vivir, FUERZA, MUCHA FUERZA HERMOSO!...
sabés?...hace rato que leí este post...pero no me atrevía a comentar porque no lo queria creer...
TE ABRAZO FUERTE mi dulce Josemy!

...te estaré esperando...
Besos Argentinos de los que te gustan bonito!! muchos...para que te lleguen en dónde estes.

La Dulce Pena dijo...

Passion, gracias, por tus palabras, es lo que necesito fuerza; sé que me extrañarás, por eso no desapareceré, seguiré caminando a vuestro lado en vuestros blogs....

Es la realidad, lo siento, sé que puede costar creer pero es la verdad... :(

Muchas gracias por esperar, ojalá no sea mucho... Gracias por los abrazos y los besos, hacen falta. Yo te doy de los míos.

La Dama de Cristal dijo...

Estuve ausente por varios días de los blogs... no me sentia bien ni para escribir ni para leer... pero esto, esto no me lo esperaba mi amado amigo... en algún lado me perdí y no se donde... leo la fecha y la releo y me doy cuenta que si es de este año... que si hablas de marcharte... de dejar de escribir... no entiendo... quizá no quiero entender porque me va doler mas que el relato de este post... no encuentro palabras... es mas no distingo los sentimientos que me atraparon en este momento... tu post me ha sacado muchas lágrimas pero mas aún tu partida.

No se como aceptar eso... perdona no se como hacerlo...

Besos!!!

La Dulce Pena dijo...

Dama, nadie se lo esperaba, en el fondo ni siquiera yo... No, no te perdiste, simplemente, los hechos corrieron mucho, más de lo que nosotros somos capaces de correr.

Sí, es de este año, recien empezado. Sé que unir el post y mi partido pudo haber sido doloroso, y más para un corazón grande, pero, sé que sabrás perdonar...

Lo siento por todas esas lágrimas que te saqué, de verdad perdona. Yo tampoco sé muy bien cómo aceptarlo, simplemente voy viviendo día a día...

Besos para ti tambien guapa. Y gracias.

PD: Al menos, mi primo está mejor.