Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

¿Quién Soy?

18 noviembre 2007

Salí de Málaga, hacia el puerto mi objetivo, coger un autobus para volver a mi hogar, durante el camino ando con prisas, el tiempo apremia y no es necesario perderlo. Pero de repente, una duda atormenta mi corazón, atormenta mi ser... ¿Quién soy?

En un principio, una respuesta fácil, soy Josemy, soy La Dulce Pena, ¿pero quién es Josemy? Otra respuesta fácil, un joven de 20 años, que vive en Vélez, que estudia economía en Málaga, y algunos datos de relevancia, que no es objeto de la entrada desarrollar, además de un chico que como siga así va a llegar cuando el bus ya no esté.

Al final, por error, decidí darle más prioridad al bus, que a la existencia de mi ser. Llegué al bus, cogí sitio, y me puse a pensar sobre mi, sobre quién soy...

Empiezo a pensar que si, me quitas el nombre no soy nadie, hay tantas personas con mis mismas caracterísitcas, y sólo en principio sólo me diferencia de ellas el nombre. Empiezo a pensar, empiezo a pensar que han de existir más cosas que me diferencien de otras personas, el nombre es algo demasiado arbitrario, para ello. Caigo en la cuenta, de que realmente, me diferencio de otras personas, por mi forma de pensar, por mi forma de ver las cosas... pero caigo en la cuenta.

Caigo en la cuenta de que eso tampoco es irrefutable, de que si perdiera todos mis recuerdos, si pierdo la memoría, también perdería, mi "ser". Entonces, una lagrima recorre mi cara, y cae al suelo, noto un silencio mortal a mi alrededor, ahora lo he comprendido. Soy... soy...

SOY QUIÉN YO QUIERO SER, más allá de nombres, más allá de recuerdos, más allá... soy yo. Soy lo que quiero ser, sin más, puede que sea Josemy, o puede que no lo sea, pero eso no influirá en la verdadera esencia de mi ser...

Pero a pesar de eso, no logro acallar mi alma, a mi mente viene a modo de sueños, las palabras de WarCry, en la canción Perdido:
"Puede que un día sepa quién soy; saber de dónde vengo y saber a dónde voy. En realidad, ¿qué se de mí...?"

Me doy cuenta de que no sé nada de mí, de nuevo una lágrima recorre mi cara, pero esta no conlleva al silencio, conlleva la derrota y la caída de otras muchas compañeras de dolor... Cuando consigo apartarlas todas con un leve, pero doloroso, movimiento de manos, recapacito, y pienso que tengo toda la vida para conocerme y saber quién quiero ser en realidad...

20 Vencidos:

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

No te preguntes quién eres, pues eres aquel que quieres ser. Dime, sólo: ¿quién quieres ser?

La Dulce Pena dijo...

No quiero saberlo!! Pues ese es el fin de mi vida, si lo adivinase ya, ¿para qué querría vivir?

Selene dijo...

El verdadero sentido de la vida no es otro que vivirla. ¿Qué más da que sepas o no quién eres? Vívela como quieras y ya está, como tu ser te guíe. No creo que por saber quién eres la vida deje de tener sentido.

La Dulce Pena dijo...

Selene, cada persona le da un sentido a su vida, y ha de luchar por ello, cuando llegue a él, ya estará completo, ya habrá cumplido con todo, ya no será necesario...

El mío es saber quién soy, por eso, no quiero saberlo, no quiero ser innecesario, poco a poco iré averiguando cosas, hasta el momento que esté tan vencido, que me de igual, vivir o morir...

"Ya no sé que es estar vivo, ya no tengo ansias de volar"

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Éso es como decir que no quieres que tu vida tenga sentido, pues realmente estás renegando del que tú mismo le das. ¿No es un poco contradictorio? Si tu vida no tiene sentido es cuando no merece la pena seguir viviendo.

Alma... no, VIRGI dijo...

Yo en un principio también le dí ese mismo sentido a mi vida, pero ahora que lo he alcanzado (gracias a vosotros... alguno de los dos, no recuerdo bien quién fue, dijo que juntos lo conseguiríais; pues lo habéis conseguido y me habéis devuelto un grato sentimiento...¿cómo se llamaba... felicidad?), ahora le he encontrado un nuevo sentido, y creo que cada vez que una meta es alcanzada una nueva aparece en el horizonte (excepto en el caso de Selene, cuyo sentido me encanta, de verdad). No hay que temer encontrar el sentido de nuestras vidas, pues otros apareerán para reemplazarlo. Y si no lo encontramos, pues siempre nos quedará el sentido de vivirla, que al fin y al cabo no tenemos más que una y ni siquiera sabemos cuándo puede terminar.

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Una gran verdad, Virgi (oye, suena mejor Virgi que Alma o que Alma de Tinieblas, ¿eh?). Me alegro de que pienses así, y me alegro de haberte sido de ayuda. Por cierto, el Nostradamus de pacotilla fui yo.

Virgi (sí, suena mejor) dijo...

Pues si te soy sincera no terminé de creérmelo... lo siento. Dulce Pena, ¿sigues teniendo tan claro que no quieres saber quién quieres ser?

La Dulce Pena dijo...

Jose, tú paco no eras, no?? jaja, no sé de donde sacas lo de pacotilla.

Virgi, es un nombre muy bonito, si las protagonistas de mi novela, no tuvieran ya nombre, se lo pondría a una de ellas, pero ya tienen. Alma, me gusta más que Virgi, lo siento, tengo que decirlo... pero Virgi, significa que ya has encontrado tu camino... me alegro.

Prefiero pensar que no acabará, jeje, hace ya tiempo que no temo a la muerte, temo por los que se queden detrás... confiaré en tí, y en tus palabras... intentaré encontrar quién soy, y ahí no terminará mi vida...

PD: Cuentame algo de tu vida, que has estado muy perdida, si no quieres por aquí manda un mail o algo...

PD2: Me alegro por haberte ayudado.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

¿Para qué definirlo? Hay cosas que no deben ni pueden ser definidas... tú eres tú, y punto.
Sabes más de lo que crees, simplemente no solemos pararnos a pensar en nosotros mismos... pero aunque no lo puedas expresar con palabras, o con pensamientos, lo sientes ahí dentro... Tú eres tú...
La pregunta no es ¿quien soy? o ¿qué sé de mi? sino, tal vez, ¿actuo como soy? ¿soy sincero conmigo mismo?
Un beso.

La Dulce Pena dijo...

EnLaOscuridad, esas preguntas me resultan aún más difíciles de responder que saber quién soy, o quizás sea, que no quiero responderlas, que no quiero aceptar las repuestas...

Quiero creer que soy heavy, pero quizás, no actue como tal. Entonces eso me lleva a pensar que no soy sincero conmigo mismo; y no quiero aceptarlo! No quiero, no puedo!!

Sólo me queda ¿cambiar? o ¿resignarme?

el nombre... dijo...

tu blog, y este post en particular, van a hacer que yo seguramente, vuelva.
Las contradicciones son parte de la vida, sobre todo de quienes nos preguntamos acerca de "algunas cositas".
Los hay quienes no tienen contradicción... los lineales, que no piensan, no se preguntan nada, sólo sobreviven...


besos

PIER BIONNIVELLS dijo...

Eres lo que eres.. creete a ti mismo.. Aunque a veces te sientas sensible y dejes que tus pensamientos divaguen por tu alma y aunque te busques no puedas encontrarte..

Pero estos son solo periodos de momentos delirantes en donque crees y quieres dejar alguna huella en tu vida... Ya solo que respires y que tengas a una familia que te ama tu nombre y tus actos viviran eternamente..

Tu eres lo que quieres ser.. tu mismo..

abrazos..

La Dulce Pena dijo...

El nombre... por suerte, hace ya mucho tiempo que dejé de sobrevivir, y empecé a hacerme preguntas... Por suerte....

A algunas aún no le he encontrado la respuesta, pero algún día lo haré..

Pier, he tardado mucho en aprender que soy lo que quiero ser... pero sobre todo me ha costado mucho aprender, comprender... que gracias a la gente que me ama viviré eternamente...

Gracias a las dos por pasaros por aquí... Bss

María (Luna) dijo...

¿Y quién quieres ser en realidad?

Yo no sé bien quien quiero ser respecto a mi oficio, pero sé de que manera quiero ser y cada día lo intento y avanzo un poco más.

;_)

Besitos mi dulce pena

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

¿Y cómo es un heavy? Creo que eso se siente simplemente... no creo que haya que demostrar nada a nadie. Basta con que seas sincero contigo mismo... con que no actues en contra de lo que sientes y piensas.
Un besazo.

La Dulce Pena dijo...

Jeje, un heavy es sentimiento, como tú dices. Y tienes razón que no tengo que demostrar nada a nadie, sabiendo yo lo que soy, no me hace falta que nadie más lo sepa...

Ahora toca, no sé si alguna vez lo habré echo, espero que no, no actuar en contra de lo que siento... ;)

Como dijo Lujuria:
Yo soy fuego por dentro, corazón de heavy mertal...

Recesvinto dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que escribe el autor. Siguiendo el hilo de los últimos comentarios, ser heavy no sólo es vestir de un determinado modo (que no hay porqué hacerlo), para mí ser heavy es como dicen por ahí arriba basta con sentirlo y escuchar la música de tus grupos favoritos, y en efecto, no hay porque demostrar nada a nadie. Un saludo

Anónimo dijo...

lo he leído por encima y... bonita reflexión pero... convendría que aprendieras a poner comas, claro que gustándote el estilo ''literario'', y digo literario entre comas porque es cuestionable, de Txus, no se puede esperar nada mejor. Y si, soy cobarde, no me identifico, pero no te escudes en eso, tu ineptitud no tiene nada que ver con mi anonimato.

La Dulce Pena dijo...

Dos cosas anónimo, si vienes aquí a "criticar" se agradece, pero si lo haces como anónimo, sin dar más datos, no se agradece y se borra. Sí has tenido el ¿valor? de decírme que aprenda a poner comas, cuando, realmente las hay, quizás no las necesarias, pero haberlas haylas, dime quién eres.

Así, que o dices quién eres, antes de esta tarde (si vuelves) o borro el comentario, me da igual lo que pienses de mi actitud.

Sino te gusta, Txus, me da igual, a mí sí, como él dice: SI MOLESTO ME QUEDO.