Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Destino

08 noviembre 2007

Hace ya algún tiempo que no escribo, sobre filosofía, hoy ha llegado el momento. Puede Haciendo memoria, creo que nunca he hablado sobre el destino, creo...

Muchas personas piensan que el destino está escrito, que no podemos influir en él, y en cierto modo puede que tengan razón, porqué no iba a ser así. Para apoyar esto, hay buenas ideas, y otras peores, una que se me ocurre ahora mismo, es que de este modo, nos "ahorramos" el pensar que nuestros actos en el futuro nos pueden repercutir. Para negarla, decir simplemente, que es muy cómodo ver de esta forma el mundo.

Otras muchas personas, opinan que el destino lo forjamos día a día, que cada acto de hoy, nos repercutirá de una forma u otra mañana, o el año que viene. Pero en definitiva, que cada hecho tiene su consecuencia. Esta consecuencia puede ser más o menos, buena, más o menos deseable. Pero la tiene. Pensar de esta forma conlleva, creer que en algunos momentos debemos actuar de cierto modo, para así, poder "preveer" las consecuencias que luego habrá. ¿Pero hasta qué punto es esto posible?

Yo, hoy por hoy, soy de la opinión de que cada hecho tiene su consecuencia. La razón de pensar esto, es que he ido comprobando a lo largo del tiempo, sobre todo los últimos años, que cada vez que actúo de una forma, digamos, no lo suficientemente moral (pero sin provocar ningún daño a nadie), luego tengo que prepararme para una consecuencia, algo peor de lo que podría esperar (tampoco excesivamente dañina, pero sí lo bastante como para desmoralizar).

Pero a la vez está la pregunta, ¿si hubiera actuado de una forma "moral", que hubiera pasado? Quiero creer, que la consecuencia hubiera sido otra, mejor. Pero jamás llegaré a saberlo con certeza, por eso, no aprendo, y sigo actuando de esa forma muchas veces... ¿Y para tí, el destino qué es?
En esta entrada, me despido con la frase de Extraño Silencio, la canción, Saratoga:
"Está atrapado, no puede salir, le han negado el derecho a vivir. Él no eligió su destino ¿fuiste tú? Tiene diez años y le quieren matar"

13 Vencidos:

María (Luna) dijo...

¿Y me preguntas a mi?¿Qué es el destino?

El destino se supone que esta ahí, pero pienso que podemos variarlo como bien tu dices por como actuemos. No hay un destino escrito para un solo ser, porque habría varios. El azar, la suerte, las decisiones marcan nuestro futuro.
El destino es el futuro que tu quieras o puedas hallar.

Besos mi pequeña perdiz con corazón de sabio. Yo soy una pequeña ranita con corazón de niño.
(Que tonterías digo ja,ja,)

;-)

PD: Estoy muuucho mejor

La Dulce Pena dijo...

Pero si influye el azar, es variante, ¿no?

Pero de todas forams si no lo podemos variar son muchas casualidades... jeje

No hay nada peor que un montón de sabios idiotas...

PD: Me alegro muchísimo, Ranita...

La Dulce Pena dijo...

Se me ha olvidado decírlo, gracias a todos vosotros, este blog superó ayer las 3000 visitas.

Mucahs gracias a todos!!

María (Luna) dijo...

Oleeeeeeeeeeee y más que hará por que si

La Dulce Pena dijo...

;)

Una gran mayoría son tuyas.. muchas gracias!!

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Cada cosa que hacemos influye en lo que vendrá después, aunque sólo sea que es un golpe más que forja nuestro caracter. Cada falsa salida del laberinto te enseña algo que necesitarás en el camino de búsqueda de la luz al final del laberinto.
Un besazo.

La Dulce Pena dijo...

Que bien que pienses como yo! XD

A ver si llego pronto a la salida del laberinto...

BSS

Luna Carmesi dijo...

No suelo lamentarme de los trenes que dejé de coger... Si me lamento de cometer los mismos errores.
La influencia del destino se manipula con nuestra experiencia.

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Es sólo cuestión de fe. El destino de cada cual se escribe sobre la marcha, pero con una peculiaridad: no eres tú el que lo escribe, sino aquellos que te rodean, pues ellos son los que más influyen en tu vida. Aprende a rodearte de aquellos a quienes quieres y ellos escribirán el destino que te gustaría leer.

Anónimo dijo...

Para empezar decir que yo tengo un concepto distinto de destino del tuyo. Yo no entiendo destino como el hecho de que alguien o algo decidiera mi vida en el momento de mi nacimiento sin dejar lugar a la posiblilidad de cambiarla; Para mi el destino es... (no se muy bien como expresarlo)las metas que me he planteado en la vida.
Con esta idea de destino k tngo es logico k piense k son mis acciones u omisiones lo k influyen en mi futuro y no k las cosas pasan xq tienen k pasar...tambien comprendo que muchas veces se producen cambios en nuestras vidas que se deben a terceras personas o a agentes externos.
Y es que en este sentido yo comparto la idea del madrileño Ortega y Gasset yo soy yo y mis circunstancias.

Anónimo dijo...

x cierto ese comentario era de isa

La Dulce Pena dijo...

Anónimo, yo pienso igual que tú en lo que respecta a Ortega, pero no creo que eso sea mi destino...

La Dulce Pena dijo...

Muchas gracias ISA!!