Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Último Recuerdo

16 marzo 2009

Carmen Mª, Maribel y José Miguel

Este fin de semana hablando un poco con mi novia han vuelto a mi memoria unos viejos y buenos recuerdos de unas vacaciones. Mi familia nunca fue rica, pero tampoco pobre, nunca faltó un plato de comida en la mesa. No teníamos dinero para irnos al bar, sólo en ocasiones especiales, tampoco teníamos dinero para irnos de vacaciones, mis padres cómo tantos españoles nunca han conocido las vacaciones de verano. Si mi padre descansaba en el trabajo en verano, nos íbamos al campo a ayudar a mis abuelos, y años más tarde a hacerlo para nosotros. Y los fines de semana, al campo a trabajar, a coger aceitunas, o lo que hiciese falta. Nunca tuvieron una vida fácil, mi madre se quedó huérfana de padre a los 9 años, tanto ella como sus tres hermanos tuvieron que trabajar para llevar el dinero a casa. Mi padre, se crió en el campo, y tampoco fue mucho más fácil.

En su época de juventud, cuándo podían, sí salieron algo más, sí se divirtieron y entablaron amistades. Pero, desde que mi hermana y yo nacimos jamás hemos vivido unas vacaciones de esas que salen en la tele, jamás hemos ido a dormir a un hotel para ver la playa o la montaña. Algunos años un día de excursión a alguna zona de Granda, o por la Alta Axarquía. Y es que las mayores vacaciones que recuerdo, fueron hace ya muchos años, y duraron una semana, yo y mi hermana tendríamos 6 o 7 años, no muchos más. Mi padre haría un par de años que se había sacado el carnet de conducir, y mi madre guardaba una amistad de sus tiempos de juventud en Granada, en Lachar. Y, como algún año atrás desde que mi padre se sacó el carnet de conducir, íbamos los veranos a verla, a ella, su marido, sus dos hijas y su madre. Para mí en aquella época, no era la amiga de mi madre, sino, mi tía de Granada.

Siempre que íbamos todos se ponían muy contentos, se les notaba en la cara la felicidad, incluso su madre, a veces lloraba de la emoción, y siempre le decía a mi madre con lágrimas en los ojos: "Hija puta, desde que escuché el coche decía esta es la Carmelina. La puta que te parió pedazo de zorra". Y a mí y mi hermana nos daba varios besos con su peculiar lenguaje tan mal hablado, pero tan sincero. Siempre estábamos allí abajo un poco de tiempo con ella, Mercedes, porque la familia vivía en la planta de arriba, y Mercedes no subía. Tras la cálidad bienvenida, desayunábamos, y hablan los mayores de sus cosas. Mi hermana y yo, íbamos al salón con Mari Carmen y Maribel. Jugábamos con su perro, Willie, y hacíamos un poco de bicicleta estática. Y es que para mí ellas siempre fueron mis primas las granainas. Y fue cuando, como he dicho, tenía 6 o 7 años, nos quedamos una semana a "vivir" en su casa, en la casa de los amigos de mi madre.

Imaginaros la situación dos familias de 5 y 4 miembros viviendo en una casa, cuando la casa es sólo para una familia. Los pobres se desvivieron por nosotros. Mis padres durmieron en el cuarto de la amiga de mi madre y su marido, ellos durmieron en el salón en un colchón en el suelo. Mi hermana y yo, con las hijas, en su cuarto en su cama. Menos mal que por aquella época yo aún era un chico inocente y lo seguí siendo... Además, en la terraza de la casa tenían una pequeña piscina en la que nos bañábamos después de comer, excepto un día me acosté con mi padre, y no pude bañarme porque no me despertaron, el mosqueo que pillé aún lo recuerdo como si fuese ayer. Otro día en esa semana, mis padres, el matrimonio, y mi hermana fueron a Granada, yo me quedé en casa jugando con las hermanas, viendo la tele, paseando por los alrededores de la casa...

Pasaron los años y seguíamos yendo, pero la vida cambiaba. Mari Carmen ya había empezado a trabajar y tenía un novio formal, cuando era pequeño también tenía novio, lo recuerdo porque ella siempre dijo que cuando llevara 10 años con el novio se casaba, y se casó el mismo año que yo tuve mi primer móvil, allá por 1999 o 2000. Y en su boda me lo pasé muy bien riéndo con Maribel y mandando mensajes a la gente de mi móvil. Maribel seguía en casa, aunque cada año menos. Un año en el que estaba en casa, fuimos a llevarla a Fuente Vaqueros, ciudad natal del gran F. García Lorca, y pasamos por delante de su casa... Después fuimos creciendo, y mi abuela se vino a vivir con nosotros porque tuvieron que operarla de la cadera. Desde entonces sólo fuimos una o dos veces, y yo una no fui porque me quedé con mi abuela.

Antes de que se casara Mari Carmen, ellos vinieron a Málaga, a Las Mayoralas para conocer mi campo, conocer mi casa, incluso creo recordar que Maribel y su novio vinieron a Vélez a mi piso. Y es que son tantos los recuerdos que son imposibles de nombrar. Hace dos años Maribel se casó, y aunque sólo nos hemos visto 15 o 16 veces, no lo sé, me dijo con una gran sonrisa en la cara cómo quién me ve todos los días: "Tú novia no está resfriada, es que ella no ha querido venir. No me mientas pillín". Y yo, intentando escusar a mi novia, "No, no. Está resfriada de verdad...".

Nunca fuimos familia, y el día que "supe la verdad" fue uno de los más tristes de mi infancia, pues siempre que regresábamos veníamos cargados de cosas y de unas sonrisas de lado a lado de la oreja. Pero a pesar de que nunca fuimos familia, siempre los llevo en mi corazón, y tengo mcuha más complicidad con todos ellos, madre, padre, hijas, maridos de las hijas... que con mi familia. Pronto, este verano volveremos a veros, y esta vez con mi novia. Desde aquí os lo prometo...

5 Vencidos:

eigual dijo...

Cuentas esta historia con una emoción terrible. Con ternura infinita. Qué bonitos recuerdos. Hay momentos imposibles de olvidar, y que merecen ser escritos.

Mientras te leía, me he sentido muy cercana a ti. Quizás sea porque me veo reflejada en tu familia. Nosotros nunca podíamos ir de vacaciones porque mis padres trabajaban siempre y había muchas cosas que pagar.

Por eso, Dulce pena, tienes que viajar mucho ahora, ya sea con tu novia, e incluso, muy pronto, cuando tengas suficiente dinero, puedes llevarte a toda tu familia, a pasar unas buenas vacaciones. Creo que lo merecéis, por tanta lucha.

Felicito a tus padres. A Maribel, y a te felicito a ti.

Un abrazo!

Marju dijo...

Pues si, siempre tendremos recuerdos hermosos de infancia...y amistades eternas...esas de las q sin ser familia es como si algo mas fuerte q la sangre las une...

yo tambien tengo tias y tios sin ser famila...y lo se es un encanto :)
conservala Myjose..se q tu valoras mucho sentimientos asi...n_n

espero q nuestra amistad ande por el mismo camino n_n
saludos...y besos..

Tuguapa..

La Dulce Pena dijo...

Eigual, esa ternura de la que hablas me has enseñado tú a expresarla... :)

¿Sabes? La primera promesa que le hice a mi madre y mi padre cuando empecé la carrera, era que cuando acabase y tuviera dinero, les pagaría un viaje por Galicia que siempre ha querido verla.

Muchas gracias por tus palabras guapa.


Marju, pues sí, sobretodo mi familia, exceptuando un hermano de mi madre, son todos muy "ariscos" y no nos solemos ver en desmedida... pero cuando nos vemos, casi como extraños... no como con esa familia del post, que son más que cualquier lazo de sangre.

Sí, MyGuapa, no te preocupes que lo haré... :) Sí lo anda, no te preocupes... ;)

Besos a las dos

Passion dijo...

´Que hermosa historia Jose!!! Nada me alegra mas que saber que volverás a verse! Me encanta que te dejes ver de esa manera..nosotros tampoco fuimos de mucho dinero, mi padre siempre trabajo en la construcción y mi madre nos criaba bajo condiciones escasas vacaciones? Nunca! Las conoci de grande, luego de haberme casado..pero con suerte de poder estar mucho mejor ahora y disfrutar, con sacrificio durante el año, vacaciones junto a mis hijos!
Tenes una hermosa familia...me encanta la foto!!
Perdon que no vine antes,ahora que estoy en el colegio estoy corta de tiempos, pero tratare de ponerme al dia!
BESOTE A LOS DOS :)

Josemy dijo...

Lo sé guapa, sé que te alegras. La vida no es tan fácil como nos gustaria, pero, tenemos que irla moldeando a nuestro gusto poco a poco...

Me alegro de tus vacaciones de gande con tus hijos. Y sabes que no tienes que pedir perdón.

Besos guapa
(primer comment que dejo como Josemy y es para vos)