Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Delirios de Grandeza

15 diciembre 2008

Según Platón, hace ya muchos, muchos años, al principio de la creación antes de la existencia de los hombres y las mujeres, había unos extraños seres habitando la tierra, mientras los Dioses los observaban desde el Olimpo. Aquel ser, no era tan distinto a los humanos tal y cómo los conocemos hoy…

Ellos, tenían un cuerpo como el nuestro, pero no eran muy altos, más bien bajos. Para superar esa desventaja tenían otras cualidades. Al igual que las quimeras tienen varias cabezas, ellos tenían dos caras, pero opuestas entre sí en la misma cabeza y en el mismo cuello. Dos caras para controlarlo todo. Un solo cuerpo con cuatro brazos, cuatro piernas, y dos sexos. Tal y cómo conocemos hoy el de los humanos serían cómo un hombre y una mujer pegados por la espalda.

Pero los Dioses del Olimpo, recelosos de la perfección de tal ser, de sus cualidades los envidiaban y a la par estaban asustados. Con dos caras, no sufrirían ataques por la espalda, y estarían siempre atentos, trabajarían con cuatro brazos más que cualquier ser de dos, y las cuatro piernas le permitirían caminar y correr por todo el mundo sin cansarse. Pero sobre todo, lo que a los Dioses más asustaba eran sus dos sexos, con ellos, no necesitarían a nadie más para expandirse por la tierra, pronto, sería toda para ellos.

Zeus, patrón del Olimpo; el más asustado y él que más los envidiaba, pues a pesar de ser el Dios Supremo, esos simples mortales eran más perfectos que él; creyó hallar la solución para menguar su fuerza y perderles el miedo. Con un rayo, los dividió en dos, así se creó el hombre y la mujer, divididos no suponían ningún peligro.

La población del mundo se duplicó, pero no importaba, estaban desorientados, acostumbrados a todas sus cualidades, ahora no podían hacer nada, si querían recuperar su antigua fuerza tenían que encontrar a su mitad perdida errando por el mundo. Antes no hubiera sido mayor problema, pues podían caminar sin cansarse, ahora, sólo tenían la fuerza de su corazón para buscarla, pero, no era suficiente, la envidia de otros seres iguales que ellos, y la traición por la espalda hacía mucho más ardua la tarea.

Los Dioses, estaban pletóricos con el plan de Zeus, fue la única forma de mermar su poder y perderles el miedo. Pero, algunos seres no desistían en su búsqueda a pesar de las piedras que encontraran en el camino. A pesar de lo duro que se hacía luchar, seguían buscando su otra mitad, y si la encontraban, deberían abrazarla de nuevo, y en ese instante recuperar su antigua fuerza, la capacidad de evitar la traición, la resistencia para andar largos períodos y soportar el trabajo agotador, sentirse un solo ser en perfección.

Ese abrazo, hoy lo llamamos sexo, y es nuestra fuerza para seguir.

Desde entonces, los humanos vagamos perdidos en la noche, en el día. Tristes, desamparados, buscando esa mitad, luchando por ella, sin saber muy bien por qué, pero sintiendo que a Zeus no le salió del todo bien su plan, porque, aún podemos recuperar nuestra fuerza sólo oyendo nuestro corazón.
Con sólo abrazarnos en una noche de sexo…


Quizá haya una razón por la que luchar. Y un día, tal vez, se vuelvan a ver, sintiendo una atracción no entienden por qué, pero han de saber que han roto esa maldición han de hacer caso a su corazón...

9 Vencidos:

La Dulce Pena dijo...

Aún os hago esperar un poco para la continuación de "Brisa de Otoño", pero con esta entrada, quería recuperar la mitología.

PD: Basado en la canción Delirios de Grandeza de Avalanch, disco El Ángel Caído.

Passion dijo...

Es muy triste la historia...no la conocía, y me parece que Zeus hizo macanas...no debió separalos...hoy todo sería deferente, hoy no me sentiría triste y con ganas de arrojarme de este mundo culpa de mi soledad...y en algo tenes razón...escucho a mi corazón...y ya no doy mas, estoy mas que vencida, es por eso que aveces escribo sobre "mi zeus"...ese portal del que te hable...ese amor que siento y no me es correspondido.
Solo es el recuerdo y la aventura primera, mas hermosa que pude haber tenido y me inspira ... y ya no busco Josemy...solo estoy en el mundo con los pies sobre la tierra, llegado el momento quiero abrazar ...y me encuentro sola...tu post me ha llegado al alma...me haz hecho llorar...sos un gran amigo sabés?? (buena semana)
Besos Argentinos!!!!

titiritera dijo...

Pues que quieres que te diga, tampoco me parece tan mal lo de Zeus, que si no seguiriamos sin saber del sexo o haciendo cosas rarísima para tenerlo :P. De todas formas no estoy muy de acuerdo con que ese abrazo se llame sexo, debería ser algo más. Besitos

Polie dijo...

mmmm...a mi si me gustó lo que hizo Zeus, eso de andar pegados todo el tiempo, joder... no lo encuentro animador, creo que la unión va mas allá del sexo, que tal si se le dice amor, no?
bueno yo sou así de cursi, se que es duro encontrar tu otra mitad, y que la soledad aveces es insoportable, pero de eso se trata la vida, si todo fuera tan facil, nada tendría sentido, y hombre pues me atrevo a decir...si no fuera por esa costante búsqueda, no existirías cosas tan maravillosas como la misma poesíam o que se yo...
Besos!!! (ejem...creo que estoy un poco delirante)

PD:perdona el otro día mis pocas palabras y el no despedirme, pero la verdad no andaba muy animada.:)

La Dulce Pena dijo...

Passion, quizás te sentirías diferente, pero sin un objetivo en la vida... No te arrojes de este mundo, no estás sola, de verdad...
Tampoco estás vencida, a veces, lo que nos pasa es que no sabemos escuchar a nuestro corazón, pero, aquí nadie está vencido hasta que se muere, y tú estás VIVA...
Busca no hay nada de malo en ello... tendrás suerte, y sino, tendrás mi apoyo
(los buenos amigos no hacen llorar... pero Gracias)

Títiritera, jaja, sí tienes razón haríamos cosas rarísimas, cómo los caracoles... XD
Estoy contigo, pero me ceñí a la historia...

Polie, jeje, una que lo ve bien... jeje.
Sí quizás sea mejor llamarlo amor, pero, tampoco creo que esa sea la definitiva...
Tienes razón, a veces puede resultar tedioso, pero es la razón de que existan muchas cosas.
PD: No tengo nada que perdonar y lo sabes.

Besos a las tres

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Bueno, eso da sentido a la vida... buscar esa parte que nos falta... jugar al juego de los velos, hasta descubrir que tras todos está él/ella :-)
Un besazo.

La Dulce Pena dijo...

Sí, doble sentido-doble juego. Buscarl@ y quitar los velos...

Besos guapa

La Dama de Cristal dijo...

Muy linda la imágenes.

Yo estoy esperando encontrar esa mitad de la que me separaron... aveces pienso si existirá.... o si los dioses decidieron hacerme solita.

Me gusta mucho la mitología griega.

Besos!!!

La Dulce Pena dijo...

Dama, sino me equivoco es de L. Royo.

Tarde o temprano la encontrarás, seguro que no te hicieron solita, tienes que tener a otra alma por ahí. Un alma tan bella como la tuya.

Besos guapa, ya somos los a os que les gusta esa mitología.