Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Sentimientos Helados

27 octubre 2008

Vencido. La orilla de este mar está tan helada.
Las gotas de agua son cristales de recuerdos.
El viento convierte la arena en agujas,
Que sellan las heridas abiertas,
Y reviven las ya cerradas.

Levantarme es un sueño inalcanzable.
Continuar un deber.

El camino a mis espaldas se nubla,
Frente a mí, nunca existió.

El día pasa, y con él su calor.
La noche, la oscuridad, mis miedos.
No despertar con la aurora; no verte jamás.
Ver cómo mis sentimientos se mutan en nieve.
Nieve que se deshará con el tiempo, con la vida.

Y quedarme inerte,
Con un corazón muerto,
Y los ojos fijos en este helado y solitario océano.

6 Vencidos:

La Dulce Pena dijo...

Este poema lo escribí no hará muchos días, por la noche en el bus de la Universidad de camino a Vélez...

Carlota dijo...

pues hijo, te mando mucho calorcito a ver si conseguimos un deshielo.. ains, qué triste :(, pero qué bonito :). Besucos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Es un poema triste..
Pero debo decirte que me ha gustado mucho.
Esta lleno de sentimientos solitarios.

nota :
Que risas con el comentario de carlota... jijiji.. esta nena me encanta,

que estes bien mi dulce pena.

abrazos.

La Dulce Pena dijo...

Carlota, muchas gracias... yo creo que sí lo conseguiremos... ahora sí...
Me alegro de que te haya gustado.

Pier, :) Gracias... A veces un poema triste no viene mal... ¿no?
A mí también me encanta Carlota... ;)

Besos y Abrazos

Polie dijo...

Y quedarme inerte,
Con un corazón muerto,
Y los ojos fijos en este helado y solitario océano.

océano que se ahoga con lágrimas saladas...malditasea...como cuentan segundo a segundo el agonizante gotear de esa ausencia...
Un abrazo Dulce!!!

La Dulce Pena dijo...

Polie... triste, pero hermoso...


Besos guapa