Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Solo en Mi Casa, ¿Y en Mi Vida?

09 septiembre 2008

Esta noche estoy solo en mi casa, como otras tantas noches... Como tantos otros días atrás. Quizás no debiera extrañarme la soledad, al fin y al cabo uno se acostumbra a todo. Pero, extrañamente, no me acostumbro a este sentimiento. Es raro...

Esta noche, como tantas otras... como tantas noches de soledad, de amargura, de desamparo... he salido a la terraza. Esperando ver algo que calme mi dolor, mi desesperación... mi soledad. Por unos momentos he querido salir a la calle, dar una vuelta, andar por andar. Pero... he sentido que sería inútil.

Y al final, me he vuelto con mi soledad a mi cuarto, a mi cama... vacía... Quizás mañana al despertar esté acompañado. Quizás, otro día al estar en soledad camine.
Quizás ese día, te encuentre.

7 Vencidos:

Carlota dijo...

Ya sé que resulta raro, pero no deberíamos depender de nadie, aunque sea inevitable. Ojalá dejes de sentirte así. Un beso.

gabriela dijo...

Este día...

O esta noche...

La soledad es anuncio de próxima presencia...

Besitos, pequeñito...

La Dulce Pena dijo...

Carlota, sí tienes razón no deberíamos depender de nadie... pero como también dices, a veces, no podemos evitarlo. Tranquila es sólo una racha pasajera, se me pasará (o eso espero...)

Gabriela, quizás ese anuncio, esa llegada llegue demasiado tarde...
(¿te conozco?/¿te he leído alguna vez?)

Besos a las dos.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

"La soledad, decía mi madre, es como un fuerte martillazo: hace añicos el cristal pero templa el acero"
Amos Oz

Tú eres acero, estoy segura.

Un besazo.

La Dulce Pena dijo...

Gracias por las palabras.... sí tú estás segura que soy acero, es que debo serlo... tú me conoces mejor que yo...

Besos guapa

PIER BIONNIVELLS dijo...

A veces la soledad nos visita en el momento menos oportuno, haciendonos ver cuan solos y tristes podemos llegar estar,
No debemos aceptarla en nuestra alma, No permitamos que nos quite nuestros momentos, no dejemos que ella invada nuestros corazones..

precioso post mi dulce pena.
Espero que te encuentres bien.
Abrazos.

La Dulce Pena dijo...

A veces, es difícil expulsarla de nuestro lado.. porque, se aferra a nuestra alma, a nuestro ser, a nuestros corazones... y duele.. duele... pero, a pesar de caer algunas veces, aún tengo fuerzas para levantarme, Gracias a Vosotros...

(Sí estoy bien)
Abrazos, y gracias por las palabras.