Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Soledad Aparente

18 junio 2008


Hace pocos días, Eigual escribió sobre un hombre que se sentía vacío, y aquel día me dejó pensando en la soledad, y bueno... hace ya mucho tiempo, mucho, cuando esto estaba empezando, pues escribí sobre ella, hace ya mucho tiempo, cuando este blog aún era un recien nacido de una semana, pero, hoy tras varios años sigo pensando igual, la soledad psíquica es más dura, pero, Eigual, me hizo pensar aún más allá. Aparte de la soledad psíquica por la no aceptación, por ser distinto, hay otro tipo, un vacío que te inunda, que te consume...

Algunas personas, por desgracia, están rodeadas de personas, amigos, familiares, incluso amores, pero, por dentro están vacíos, esta situación, puede deberse a varios factores, a varias situaciones, o al menos eso creo ahora.
Una de ellas, puede ser porque esa gente no sepa ver tu soledad, no sepa ver más allá de su propia nariz, y sólo le importe el yo, y no se preocupe por intentar ayudar a esa persona que lo necesita.
Otra, puede ser porque esas personas no puedan ayudarte a superar ese vacío, no sepan aunque lo intenten o quizás estén esperando el momento de que esa persona que está vacía le pida ayuda, le pida consejo.

Pero, es muy problabe, que no pida ayuda... ¿Qué pueden hacer por él, qué pueden hacer por nosotros, esas personas que siempre están a nuestro lado, y no se dan cuenta de que estamos solos? Esas personas no pueden hacer nada, no saben hacer nada para ayudarte... Si de verdad, supieran, ya lo habrían hecho. No sé cúal es el camino para salir de ese vacío interior, estoy confuso... Quisiera saber cómo escapar de esa solead, pero no sé...

La gente al alrededor, parece no darse cuenta, intentas mostrarte feliz, sin problemas... Hasta tal punto, que llegas a oir: Ojalá yo fuera cómo tú que no tienes ningún problema ni nada por lo que preocuparte. Y no te queda más remedio que sonreir, si le dices que estás solo te dirán que los tienes a ellos, que estás rodeado de personas que te aman, eso en el mejor de los casos, pero, quizás, ni te entiendan si les dices que estás vacio.

Y entonces, no te queda nada... Tendrás que aprender a convivir con ese vacío, o buscar esa compañía, en cualquier caso, todo eso llevará mucho tiempo, quizás, demasiado... y mientras tanto, habrá que buscar otro camino... un camino que desconozco.

11 Vencidos:

Carlota dijo...

Entiendo lo que dices... puedes estar rodeado de personas que te aman y sin embargo sentir ese vacío... no es que estés vacío... su amor llena huecos, pero hay uno que clama por llenarse, el vacío. Y ese, dependerá de cada uno, de lo que pretenda en esta vida... creo que en el fondo es buscar un porqué de tu existencia. Y la forma de encontrarla... uf, puede llevar toda una vida o tan sólo unos segundos. A mí me vino muy bien la meditación. Un beso.

paula andrea martinez dijo...

Dulce, todos tenemos un vacío que llenar, siempre estaremos redeados de gente, que nos quiere y no nos quiere, pero el vacío propio es propio, no le corresponde sino solo a uno mismo, y para eso esta la vida, los errores y los aciertos, la alegría y la triesteza ese sin fin de hechos y sentimientos que vamos recogiendo en el camino, te digo que mi pensar está en que el vacío propio no se llenará nunca, el día que esto suceda llega la muerte, aunque existan días de pesada agonía cunado nos peleamos con el vacío propio, la vida sigue y lo mejor es mirarse dentro para saber como llenar...
me ha gustado mucho esta reflexión, me quedo meditabunda, pero un poco mas tranquila.
besos!!!

Evadidas de la vida dijo...

Cada uno tiene su propio drama... y cada cual lo lleva lo mejor que puede... pero es parte de tí... está ahí, puede que para iluminar más esos momentos en que se te olvida que está... si no, hasta esos momentos estarían vacíos...

Jinna dijo...

Creo que ese tipo de soledad viene realmente de dentro... Tal vez la sentimos sólo cuando no nos sentimos realizados personalmente.

Quizás el camino para salvarse a si mismo es conocerse, quererse y saber hacia donde queremos caminar.

Un beso

La Dulce Pena dijo...

Carlota... yo no sé qué voy a hacer para buscar el porqué de mi vida, el porqué de mi existir... pero, el vacío pesa..

Paula, no quiero creer que no se llene nunca... Pensar así me da miedo... Miedo de que siempre tenga esta losa a mi espalda... no quiero!!! Quiero creer que es posible liberarme, ¿está mal pensar así?

Evadidas, no se me olvida... él hace que no se me olvide... pero, no sé si prefiero momentos vacíos o una vida vacía... casi que me decanto por lo primero...

Jinna, conocerse, quererse, y saber hacia dónde queremos ir... Suena fácil... pero, seguro que no es tan fácil y me lleva mucho tiempo conseguirlo, pero he de intentarlo...

Besos a todas!

Evadidas de la vida dijo...

¡claro que sí! ^_^

PIER BIONNIVELLS dijo...

Como te entiendo querido amigo.
Hace ya mucho tiempo pase por lo mismo sentia como la soledad inundaba mi vida..
me encontraba en un pais distinto totalmente sola.. sin amigos y sin familia.
Aprendi a llorar y a consolarme a mi misma dandome pequeños premios de animo y aplausos por mis triunfos.

El tiempo ha pasado.. he conocido a muchas personas importantes en mi vida. he vuelto a sonreir y a compartir momentos especiales con aquellos que me aprecian..

Pero aún siento esa vena de soledad que corre por mi sangre en esas noches solitarios donde la calma inunda mi alma..y para serte franca.. ya no me disgusta.. Me encantan esos momentos de paz..son solo mios.. y de mi amiga la soledad..

te dejo abrazos.

paula andrea martinez dijo...

No dulce, no está mal, eso hace parte de saberlo llevar...
beso!!!

La Dulce Pena dijo...

Evadidas, ahora sólo queda conseguirlos... jeje

Pier, fuiste muy fuerte, y ahora tienes la recompensa, yo no sé si será capaz de conseguirlo, pero, lo intentaré por todos los medios... La soledad nunca fue mala compañera, siempre en su justa medida...
Me alegro mucho de que todo te haya ido tan bien.

Paula, pues entonces intentaré seguir aprendiendo...

Beos y abrazos

Luna Carmesi dijo...

La soledad no elegida. Como pesada condena y no como quietud temporal es un mal estado...
Y me temo que por definición muy dificil de compartir...

Un beso.

La Dulce Pena dijo...

Luna tienes toda la razón. Además, como dices, la soledad para cada uno es un mundo distinto..

Bss