Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Volver a Sentir

11 mayo 2008

----


Permaneció con los ojos cerrados, mientras oía toda su actividad matinal.

Atrás quedaron los días en que él se detenía a contemplar su silueta medio desnuda hasta que ella abría los ojos y acababan enredándose en juegos de amor.

Ella permaneció con los ojos cerrados, y sólo cuando sintió cerrarse la puerta de la calle los abrió.


¿Cómo hemos llegado a este punto?- se preguntó una vez más - ¿Qué estamos haciendo? ¿qué estoy haciendo con mi vida? - pensó mientras contemplaba esos ojos muertos en el espejo. - Tengo que acabar con esto...

Y recordó cuántas veces antes había dicho eso mismo... y cuántas había continuado a su lado. Primero porque pensó que podría salvar esa relación, luego por costumbre y ahora por miedo a quedarse sola.

Se acercó al estudio y contempló sus últimos cuadros. Y recordó aquella conversación tiempo atrás, en su primera exposición. Él se acercó y dijo:

- Tus cuadros muestran cómo eres, lo que sentías en el momento que los pintaste.

Y era verdad.

Ahora no veía nada en ellos, salvo quizás hastío...

Se sentó en suelo, cerró los ojos y mientras recordaba los colores del pasado, sonó el teléfono.

- ¿Sí?
- ¡Hola guapa! Sólo llamo para que te mueras de envidia... La feria está siendo un éxito... tenías que haber venido, seguro que se habrían peleado por tus cuadros.
- Vale, me muero de envidia. Entonces ¿todo bien?
- Estupendamente, he vendido bastantes piezas, y he recibido algunos encargos.
- Estupendo, me alegro muchísimo por ti...
- Ya... ¿Qué pasa Eva?
- Nada, ¿por?
- No me digas que nada, nos conocemos... ¡Escúpelo de una vez!
- Voy a dejar a Pedro - lo dijo casi sin pensar.
- ...
- ¿No dices nada?
- Sabes que esto lo tenías que haber hecho mucho antes. Pedro es un tío estupendo, pero no sois felices desde hace tiempo. Las cosas duran lo que duran...
- Lo sé, pero...
- Bueno, tienes las llaves de casa ¿no? Yo voy a estar fuera un mes, vete allí.
- Gracias.
- Llámame cuando estés en casa ¿vale?
- Gracias.
- Como me vuelvas a dar las gracias llamo a la policía diciendo que una okupa ha invadido mi casa.
- Vete marcando - dijo sonriendo.


Al día siguiente volvió a pintar. El cuadro gritaba tristeza... pero al menos gritaba.

9 Vencidos:

carlota dijo...

Sólo decirte que me ha encantado. Un beso.

La Dulce Pena dijo...

Me alegro, pero los honores para EnLaOscuridad... jeje

Bss

Jinna dijo...

Pfff... me he quedado de piedra... el texto me ha impactado... profundamente... como verse reflejada en un espejo que te enseña tu propio pasado...

Un abrazo

La Dulce Pena dijo...

Jinna, es que EnLaOscuridad tiene ese toque especial en sus dedos... me alegro de que te guste...

Bss

GABRIELA dijo...

Me encantó.
También escribo cuentos, relatos y ahora estoy escribiendo una novela.
Y esta faceta en la que te leí ha sido una sorpresa buenísima!
Felicidades por el texto!!!
Y muchos besitos, guapo.....

Nohema Rios dijo...

Interesante escrito, envuelto en un halo oscuro. Me encantó.
Abrazos!!!

La Dulce Pena dijo...

Gabriela, este texto es de EnLaOscuridad, así, que esas palabras son para ella... pero, me encanta que te guste.

PD: Quiero leer eso que escribes.. jeje

Nohema, me alegro de que te guste...

Bss a las dos

paula andrea martinez dijo...

bueno las consecuencias de acostumbrarse a vivir con la maldita rutina...estupendo!!!

La Dulce Pena dijo...

La rutina es la asesina de muchas relaciones..