Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Un Año, Un Sueño

04 mayo 2008

Hoy, día 4 de Mayo publico esta entrada, pero, la escribí el día 3 de Mayo de 2008, que fue cuando mi novela, El Rincón de Los Vencidos (la primera novela que escribo de forma seria, y poniéndole un montón de esperanzas), cumple un año. Y, lo cumple, gracias a la lucha incansable de perseguir un sueño, una lucha, más o menos, discontinua, pero siempre presente. Pues, a veces, estuve por dejarlo a un lado, ya que nadie cerca de mí confiaba en ella, ya que les parecía una locura, y sobre todo, una pérdida de tiempo.

Pero, ya lo dijo Rafael Fernández (Ezcritor), “Lucha por tus sueños, pero hazlo con cojones. Lucha hasta el final”. Por eso, porque además de un sueño, de un deseo, la novela misma empezó a escribirse en sueños, por casi todos es sabido, que fue una noche de mayo, cuando soñé que escribía unos párrafos de la novela, que aún hoy, siguen casi intactos en ella. La mañana siguiente al despertar, escribí aquellos párrafos para no olvidarlos, y continúe, sin una idea clara en la mente, sin una idea de cómo seguirla… pero continué, y luché por ella, con uñas y dientes, dejé muchas cosas atrás, dejé de estudiar tardes para escribir, dejé de dormir noches para pensar… dejé muchas cosas, pero de ninguna me arrepiento… los estudios los saqué, el sueño, lo recuperé, y la novela creció. Todo salió más o menos bien, si Dios existiera, lo hubiera tomado como una señal divida…

Además, hay algo de lo que no puedo olvidarme, porque todo esto no hubiera sido posible sin vuestro apoyo, permitidme la desfachatez de llamaros, “Mis Lectores”, pero más que lectores, mis amigos, mi familia virtual…

Creo que será bueno hacer un pequeño resumen de la vida de la novela. Como decía todo empezó por un sueño, pero días antes, había estado comentando con Francisco Jesús Ávila (se hacía llamar Spunk, en los primeros comentarios de este blog), hacer un corto para presentarlo al concurso de "20 minutos", y como, por desgracia, se nos pasó el arroz, él a leer mi blog, me incitó a escribir una novela, idea que me gustó, por eso, pasé varios días pensando sobre que la iba a desarrollar, sin llegar a ningún lugar. Hasta aquella noche, aquella noche en la que todo cambió…

En mi sueño, estaba yo escribiendo un par de párrafos, instantes después me desperté, y los intenté memorizar, por la mañana, al levantarme, los copié, y por la tarde los desarrollé un poco más. Tras días, en los que por falta de tiempo, y de ideas, conseguí escribir un folio completo. Se lo enseñé a Fran, y le gustó, pero seguía sin título… No tenía ni idea de cómo titularla, pero al final, decidí llamarla como el blog, como el disco de los malagueños Siddharta, El Rincón De Los Vencidos. Poco a poco iba pasando el tiempo y, más o menos, en mi cabeza se iba forjando la idea principal de la novela: El amor y el desamor de dos adolescentes, de dos universitarios. Pero, no de forma biográfica, sino, otros cualesquiera.

Pasó el tiempo, bastante tiempo, y pude completar 6 páginas, casi el mínimo indispensable para cualquier concurso de novela corta (de 5 a 10), pero, al final, no la presenté por falta de tiempo, y, porque quise creer, que “podía llegar más lejos”. Así que me pasé ese verano, para poder desarrollar algo más las ideas principales, algunos puntos que se quedaron sueltos, y pude llegar a los 16 folios.

En aquel momento, demasiado para un concurso de novela corta, y demasiado poco para una novela. Pero, al leerla me di cuenta de que aún quedaban muchos detalles inconexos, sin explicar, y había un gran desfase en las fechas. Por ello, para arreglar los detalles inconexos, y los más oscuros, pensé que sería bueno contar la historia desde otra perspectiva, si hasta ese momento sólo lo había hecho desde el lado del chico, ahora debería hacerlo desde la chica. Eso fue lo que hice, esquematizar toda la historia desde el otro lado. Así, quizás, si sería capaz de escribir una novela, no demasiado corta, y medianamente coherente.

Y así llevo todos estos días desde octubre, arreglando los pequeños grandes fallos que encuentro en la “versión” del chico, desarrollando el boceto de la vida de la chica, y sobre todo, contextualizándolo en la historia, haciendo cuentas con las fechas para que no sean demasiado irrealistas, para que sean coherentes con la historia. Esa historia de dos chicos, aparentemente sin nombre, dos mundos, pero un mismo sentimiento… El amor. Un amor vivido de distinta forma, un amor, que les llevaría al mismo destino, pero por dos caminos muy diferentes. Un amor que les llevaría a cometer locuras, a olvidarse mutuamente con otros cuerpos…

Hoy, por hoy, mi idea de la novela es acabarla, y autofinanciármela, porque mi sueño no es poder decir que tengo mi novela en mis manos, que he escrito un libro, y quizás, sólo quizás, ver ese libro en algunas librerías, pero, en este momento es lo que menos me importa…

Y, antes de despedirme, quería daros las gracias a todos los que de alguna forma, os habéis interesado, la habéis leído, y habéis colaborado en ella. Algunos nombres, no todos, ni siquiera sé si serán correctos, porque de muchos apenas sé el nick de blogger, son estos: Francisco A., Leticia G., María C., Cristina, María, EnLaOscuridad, Antonio M., Maite, Pier, Purificación G., Francisco J., Isabel O., Raquel R., Carmen V., Rafael R.…



A todos vosotros, y a todos los que no recuerdo… un sinfín de Gracias. Sois parte de este sueño.

4 Vencidos:

carlota dijo...

Pues ojalá tu sueño se haga realidad. Te deseo lo mejor. Un abrazo!!!

La Dulce Pena dijo...

Muchas gracias guapa!! Esperemos...

paula andrea martinez dijo...

pues dulce, seguí adelante que lo poco que yo he leído me ha gustado bastante, sos bastante apasionado y ciando se es así es complicado hablar o mejor escribir sobre el amor y mas aún ponerse en los zapatos del otro...
mil besos y adelante niño!!!

Pd. ejem...creo que si yo me pusiera a escribir sobre los sueños que tengo sería una locura absoluta, algo así como una peli de Fellini o un experimento muy denso,jejeje...

La Dulce Pena dijo...

Muchas gracias Paula, seguiremos adelante, pero poco a poco... muchas gracias por el apoyo...

PD: Ese fue uno de mis muchos sueños, la mayoría son paranoides.. jeje

Bss