Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Minutos antes...

21 mayo 2008

¿Cómo actuar en esos momentos en los que sabes que todo va a acabar?

Esos momentos en los que estás rodeado de personas, aparentemente, preocupadas, pero con la mente, y las voces, en otro lugar. Todas esas personas que, luego, hablarán en pasado, y te dirán "Lo Siento. Era muy buena"; desde mi punto de vista, en la mayoría de los casos, el colmo de la falsedad, la cima de la hipocresía... y a ti, sólo te queda asentir con la cabeza por respeto, por no mandarlos a todos más allá del hogar de Satán.

No soporto la hipocresía, esa "imitación empática" que se da en los funerales, los velatorios, y los momentos posteriores a ellos. Ahora mismo, estoy esperando otro fallecimiento, en este caso, el de mi abuela materna, estoy en mi cuarto, y en el salón, alrededor de 20 personas, sólo algunas de ellas están realmente preocupadas por mi abuela, y lo demuestran, no con estar aquí y hablando de cualquier cosa, sino estando, allí a su lado... El resto de personas, sólo hace molestar, e incordiar el preludio al descanso eterno.

¿Cómo actuar en esos momentos en los que sabes que todo acabó?


--Texto escrito el 18/05/2008, y modificado 21/05/2008--

7 Vencidos:

Jinna dijo...

Lo siento, Dulce amigo... Estoy totalmente de acuerdo contigo, es algo que siempre me molestó en los funerales.

A mi humilde parecer, creo que en esos momentos (al menos eso he hecho yo), lo mejor es aprovecharlos para ti... para recogerte interiormente, para despedirte de esa persona, y honorar lo que fue... darle las gracias mientras le quede algo de vida... no importa si te oye, porque, recuerda, que su corazón siempre estará en tu interior.

Aprovecha para decirle que no tema, que se vaya tranquila, que tu la recordarás y que en ti siempre estará... y déjala marchar, acompáñala...

Recuerda que la muerte forma parte de nuestra misma vida, que es un hecho natural, no injusto... Tu abuelita cumplió su misión, ahora ya acabó...

Un enorme abrazo, con todo mi cariño y amistad. Coraje, mi buen amigo...

carlota dijo...

Mira de hipócritas está el mundo lleno, y eso no se puede evitar. Allá ellos y sus conciencias. Que te importe sólo la gente de verdad, y así no te llevarás disgustos. Y lo importante es estar con esas personas en vida, y decirles cuánto les quieres en vida. Luego... da igual. Un beso.

La Dulce Pena dijo...

Jinna, me has emocionado con tus palabras, de verdad... Hay tantas cosas que me hubieran gustado hacer con ella, que ella, las hubiera visto, pero, ahora he de seguir adelante por ella, porque si existe el cielo, ella me estará viendo desde allí, y se sentirá orgullosa.

Carlota, la verdad es que sí, de ellos no nos podemos librar...
Lo que no hagas en vida, para nada sirve...

Muchas gracias a las dos, de verdad... Poco a poco

paula andrea martinez dijo...

mmmm...bueno mi dulce pena, asì somos los humanos, siempre buscamos las tragedias ajenas para buscar protagonismos esùpidos, yo no suelo ir a velatorios por eso son terriblemente incomodos, nunca se que decir, siempre me ha parecido incòmodo dar palabras de condolencias que no me salen del corazòn...no se creo que lo mejor es actuar como el corazòn te indica asì al resto le incomode...
un beso.

Pd. aquí te mando el enlace de un amigo, escribiò haace un tiempo una estupenda escena de un velatorio, llena de crìtica y humor negro...de seguro que te guastarà...ciao.
http://leclairdelune.blogspot.com/2008/03/el-velatorio.html

La Dulce Pena dijo...

Tienes toda la razón, lo importante es ser fiel a uno mismo, auqnue al resto no le guste, pero dar el pésame, cuando ambas partes sabéis de la falsedad, no sirve de nada, es más, empeora las cosas...

Bss
(El domingo le echo un vistazo)

PIER BIONNIVELLS dijo...

Casi siempre cuando nos encontramos en estas situaciones.En que estamos despidiendo a un ser querido! podemos observar con detalle a los amigos que nos rodean en esos momentos.. la mayoria se encuentran a nuestro lado dandonos apoyo, nos tienden la mano y comparten nuestro propio dolor..

Otros solo van a cumplir solo a decir un lo siento con los labios y nada más..

El dilema esta querido dulce pena.. que nos todos estamos desolados por ese familiar, no todos lo amamos como el doliente le ama. es imposible sentir ese sentimiento ese momento.. y solo queda aceptar el respeto y el pesame con la cabeza en alta y agradeciendo en silencio ese detalle de estas personas..

Que algunas pueden ser hipocritas! es posible.. pero no hagas caso!

Ahora lo importante es compartir esos pequeños momentos que te quedan con tu abuela..
te dejo un abrazo grande.. y aunque aún no hemos tenido la oportunidad de conocernos.. Queria decirte que lo siento de corazón que estes pasando tan malos momentos..
Un beso..

La Dulce Pena dijo...

Pier quizás tengas razón, en que no todos pueden sentir el dolor como nosotros, y que no nos queda más remedio, pero, por mí, preferíría que todos los hipócritas se fueran y sólo quedaran los que lo sienten de verdad...

Muchas gracias sé que tus palabras son de corazón, gracias de verdad...

Quizás algún día nos conozcamos... Abrazos.