Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Ni Libre, Ni Ocupado

14 enero 2008

Hasta ahora no había "reproducido" un texto del blog de Ni Libre, Ni Ocupado, creo que ya ha llegado la hora. Él, escribió esta entrada el 9 de Enero, yo la copio hoy, 14, no por nada, sino porque antes no he podido leerla. Disfrutad:
Al Otro Lado

Ayer mismo, circulando libre por una Gran Vía ocupada (en sus asuntos), comenzó a sonar el silbido de Kill Bill desde algún remoto lugar del asiento trasero de mi taxi.

Aprovechando el siguiente semáforo y en un alarde de contorsión torácica sin precedentes, conseguí encontrar (justo donde el respaldo pierde su casto nombre) un teléfono Nokia de penúltima generación temblando de miedo.

- Más de lo mismo: Será su dueño para decirme que 'por favor, ¿sería tan amable de acercarme el móvil a la calle tal y tal?; le estaría muy, muy, muy agradecido... el teléfono no vale nada, pero en la agenda guardo contactos muy importantes y bla, bla...' - deduje tal y como ya me había sucedido tantas otras veces.
Detuve el taxi en la siguiente esquina, y descolgué:

- ¿Diga?
- ¿Quién coño eres tú? - me preguntó, amenazante, una voz masculina.
- Soy...
- Ya, ya... - me interrumpió. - Eres el hijo de puta ese que se está tirando a mi novia, ¿verdad?. El tal Pablo ese... dile a Sandra que se ponga, que se va a cagar...
- No, no...
- ¿Que no? - volvió a interrumpirme -. Ahora no te hagas el loco, tronco... sé lo vuestro... me lo dijo el colega ese tuyo... el Juampe... eres un jodido cabronazo, y mi novia una pedazo de puta... como te pille... ¿por qué coño me habéis tenido que hacer esto?.

No soy muy bueno para resolver situaciones críticas, así que solté lo primero que me vino a la cabeza:

- La quiero. La quiero con toda mi alma, y ella también me quiere a mí. Y lucharemos por nuestro amor hasta el final....
- ¿Y encima maric.... - y entonces colgué antes de dejarle acabar su frase.

En fin, que desde entonces llevo su Nokia encima, encendido, por si ella al fin se digna a llamarme. En realidad no sé quién podría ser (se montaron tres mujeres distintas antes de aquel suceso), pero si consigo hablar con ella me gustaría decirle que no se preocupara por nada, que yo la quiero con toda mi alma, y que todo saldrá bien. Que he defendido lo nuestro ante su novio y que lo volvería a hacer mil veces si fuera necesario.

El caso es que aun no ha llamado, y me estoy poniendo nervioso. De veras.

3 Vencidos:

carlota dijo...

Ja,ja,ja...buenísimo...¿y es real? Un beso para los dos.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Muy bueno :-)
Besos.

La Dulce Pena dijo...

Pues, Carlota, sinceramente no sé si es real, por lo que sé, sí lo es... porque "supuestamente" anota las cosas en una libreta, y luego las traspasa.

Me alegro de que os guste!!

Bss