Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Expectativas

07 enero 2008

Muchas veces nos hacemos ideas, intentamos planificar ciertos momentos futuros, organizar algún evento. Y dentro de esas veces, algunas las cosas salen bien, salen como las habíamos planeado, nos sentimos bien, estamos orgullosos de nuestra planificación, pero otras veces, las cosas no salen tal y como habíamos pensado, no conseguimos nuestro objetivo en el tiempo pensado para tal, en estos casos, unas veces, nos hemos quedado cerca, no es importante la distancia.

Pero otras muchas, es que ni siquiera nos hemos acercado. Pensamos que iríamos más rápido, pero por diversos motivos, nos hemos descuidado, no han venido las cosas como esperábamos, y al final no lo conseguimos, y cansados de ello, dejamos de planificar momentos futuros, dejamos de organizarnos… lo dejamos todo.

Eso es lo que me está pasando a mí en estas navidades, hace bastante tiempo, quise creer, quise planificar, que para estas navidades, a lo sumo, para estas fechas (fin de la navidad) ya tendría lista mi pequeña novela. Pero, por más que la miro, no está acabada. No me he sentido con las fuerzas, las ganas, y sobre todo la inspiración correspondiente para acabarla, podría haberla acabado, pero habría sido acabarla sin creer en lo que estaba haciendo, y eso es lo que no quería.

Sin embargo, existen otro tipo de expectativas que no tienen ninguna, o muy poca, relación con el tiempo, son las que uno se crea en su mente, llamémoslas, ilusiones. Alguien puede creer que sus expectativas se cumplirán, y estoy pensando en el enamorado, que confía en que su amor sea correspondido, y luego no lo es. Alguien que piense, que su amor durará para siempre y de repente, descubre que no.

A mi parecer, que se incumplan este segundo grupo sería mucho más doloroso para alguien, dejando como dolor, sufrimiento. Es cierto, que la primera puede acarrear consecuencias económicas, incluso puede que sociales, pero la segunda las produce morales, que son más difíciles de borrar, más difíciles de olvidar…


Alianza, en su canción Sueño Real, expresó de una forma preciosa, un mensaje, que bien podría dejarlo como cita para este último grupo de expectativas:

Si al final lo mejor de un sueño es hacerlo realidad, no desesperes, ay que buscar la nueva oportunidad. Si piensas, que jamás te llega, que para vos no hay lugar, no te equivoques, no hay que aflojar

1 Vencidos:

Ladrón_De_Versos dijo...

Una alegría poder leerte de forma tan intensa. Escribes de forma cojonuda. Espero verte pronto por mi blog. He actualizado. Aunque a decir verdad actualizo todos los días, jeje. Saludos.