Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Al fin a tu lado

04 noviembre 2007

Tu recuerdo me despertó en la noche,
Por un instante me alegré, volvía a tenerte,
Pero luego pensé, que en realidad, no era así.
Lloré, y supliqué, tu vuelta, mas nadie contestó.
Entre lágrimas y sollozos, volví a dormirme, quizás,
Esta vez no despertaría. Siempre estaría junto a ti, a tu lado.

Tu recuerdo me despertó en la noche,
Gire la cabeza a un lado, y allí estabas tú,
Allí estabas para sonreírme, para besarme…
Pero si estaba junto a ti, hube de abandonar la noche,
Mas nada importaba, al fin, a tu lado puedo gozar, al fin…


17 Vencidos:

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Si me permites, comentaré una poesía con otra (aunque sea improvisada).
Gracias por desnudar tus sentimientos.
Gracias por brindarnos tu sinceridad.
Gracias por traer luz a nuestra oscuridad.
Gracias por despertar mi pensamiento.


Debo dar gracias por este momento,
cuando leerte es mi puerta a mi humildad,
cuando bien me encuentro en esta realidad,
por saber que es real lo que yo siento.

Y más que gracias por tan bello gesto,
también quiero darte la enhorabuena:
no es fácil ser claro cuando se habla de ésto,
hablar de este sentimiento que aliena.
Por éso te deseo que eches el resto,
y te digo: "Gracias, La Dulce Pena"

La Dulce Pena dijo...

Joder, tío, me ha encantado...

Muchas gracias a ti, Ándel del Dulce Dolor... jaja

Si en 3º de ESO me dirían que me visitarías, no me lo hubiera creído...

Anónimo dijo...

¿Quién es ese Ángel del Dulce Dolor que escribe y piensa como los ángeles? ¿Dónde puedo hallarle? ¿dónde puedo sentirle?

Rakel dijo...

¡Oh, Dulce Pena, no me contaste!
¿Un duelo de arte y no me invitaste?
¡Oh, Ángel del Dulce Dolor,
de toda mi vida dueño y señor!
¡Oh, Calíope de estos dos seres!
Quisiera encontrarte y saber quién eres.
Ya no soy digna de alzar mi voz
ante estas dos almas, artistas las dos.

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Bueno, vamos por partes: La Dulce Pena, si en 3º de ESO me hubieran dicho que harías algo tan digno de mención tampoco lo hubiera creído, así que creo que estamos en paz.

Anónimo, seas quien seas, El Ángel del Dulce Dolor es aquel que de uno u otro modo se encuentra en el interior de cada una de las personas que han aprendido a ver el lado amable de la vida aun cuando la vida sólo nos muestra su lado más amargo. No me encontrarás más que en este lugar, pues sólo en este lugar me encuentro a gusto, pero si eres de esas personas también podrás encontrarme en tu interior. Búscame y me hallarás. Soy la dualidad del ser, los polos opuestos del mismo imán. Yo soy el amor y soy el odio, la luz y las sombras, lo masculino y lo femenino. Soy la cara y la cruz de todas las cosas. Soy el todo y a la vez no soy nada...
No soy nada.

Rakel... ésto sí que no me lo esperaba, pero tendré que contestar una poesía con otra poesía, una vez más.

¿Llamaste a lo que hago arte?
Siento que debas retractarte...
el arte es mucho más que ésto,
el arte es dejar parte de tí en cada texto,
parte de tí en cada gesto;
arte es vender de tu alma una parte
a Dios y a Satán el resto.
Mi "arte" no es más que destrozarte
en un millón de esquirlas,
darles forma de palabras y volver a unirlas
para que pueda encontrarte
y sentirlas
aquel que quiera buscarte,
y vivirlas
aquel que quiera escucharte.
La Dulce Pena sí es arte...
Dulce Pena, hoy se que por más que quisiera nunca podría eclipsarte.

Rakel, no podrás convencerme:
si por llamarme artista a los artistas ofendes,
y si aún soy tu artista aunque de arte entiendes,
entonces, sinceramente, gracias por ofenderme

La Dulce Pena dijo...

Ángel del Dulce Dolor no intentes eclipsarme, ya lo has hecho, la humildad es algo que debe tenerse en el arte, y tú, amigo mío, la tienes.

Podría salir a responder con una poesía, pero mi quebrada alma, no está lo suficientemente preparada para tal gesta, así que sólo puedo nombrar mi más sincero agradecimiento. Gracias por pensar que este pequeño Rincón, en el que un Vencido, cuenta sus pensamientos, es digno de mención, gracias por alegrarme el día...

Rakel, no te enfades... jajaja, son cosas entre nosotros... Además, tú puedas alzar la voz todo lo que quieras en este Rincón...

PD: Anónimo, ya que Ángel del Dulce Dolor, se quitó su máscara, haz tú lo mismo, y dinos quien eres...

PD2: El olvido recordó, y la oscuridad se iluminó... XD

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Como tú mismo has dicho, la humildad es algo que debe tenerse en el arte, y como yo mismo he dicho, no considero que lo que hago sea arte. Estamos ante un conflicto de intereses. Para poder eclipsarte en el arte primero hay que ser artista, como tú lo eres.

La Dulce Pena dijo...

Chaval, nunca vas a eclipsarme, porque ya lo has conseguido... Ya tienes un blog, felicidades, ahora toca acerte promoción, y conseguirte unos unos lectores, yo por mi parte, voy a darte algo de promoción...

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Sólo estoy de acuerdo contigo en un punto: ayer (creo) dijiste algo así como "pero mi quebrada alma, no está lo suficientemente preparada para tal gesta". ¿Y sabes por qué te parece una gesta? Porque para poder subir hasta mi nivel previamente tendrías que bajar mucho el tuyo hasta situarte por debajo del mío (cosa que no te recomiendo...).

Anónimo dijo...

Yo... yo no soy nada ni nadie, o al menos no sé quien soy. Soy sólo un alma errante condenada a vagar en la oscuridad en busca de mi identidad. Tal vez si encontrase a un príncipe o a un ángel, podría decirme cuál es mi destino, cuál es mi identidad.

Interesante discusión, por cierto. A éso sí que tengo la respuesta: los cuatro poemas que figuran son arte, incluído el de Rakel, que sí es digna para alzar su voz aquí y donde lo desee.

La Dulce Pena dijo...

Ángel del Dulce Dolor, de verdad que me queda mucho para llegar a tu nivel, pero te prometo que lo intentaré. Voy a intentar alcanzarte!!

Y algún día lo haré.

Ánónimo, si buscas a un Príncipe, aquí estoy yo, El Príncipe de La Dulce Pena, y si buscas un Angel, tienes al Ángel del Dulce Dolor.
Espero que entre todos podamos hallarte una identidad, pero de mientras tendrás un nombre, ¿no?

PD: ¿Anónimo, nos deleitas con una poesía?

Alma de Tinieblas dijo...

Me temo que no, no tengo el nivel necesario para batirme en duelo con vosotros 3. En cuanto a mi identidad... de momento adoptaré este nombre, mientras encuentro a aquel que soy en realidad. Gracias.

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Permíteme que ahogue una sonora carcajada, La Dulce Pena. Ya sabes cómo llegar a mi nivel, así que sólo tardarás en alcanzarlo lo que tardes en tener ganas de bajar el listón, y lo sabes, como también sabes que sé lo que me digo y por tanto la última palabra siempre la voy a tener yo. xD.

Alma de Tinieblas, bienvenido a la identidad. Seguro que entre todos conseguimos que halles por fín tu sino, y halles por fín tu ser. Ahora mismo me apetece una barbaridad escribir algo en tu honor, pero debo desplegar mis alas y marchar, pues me esperan. Si me esperas tú también, volveré para guiarte,te lo prometo.

La Dulce Pena dijo...

Ángel Del Dulce Dolor, quye razón tienes (en que te conozco) y diga lo que diga, me vas a replicar.. pues casiq ue no diré nada más, ya sabes lo que pienso...

Alma de Tinieblas, por fín sabemos algo más de ti, no es mucho pero ya nos ayuda... Espero que algún día Alcanes ese nivel (que sé que tienes, pero no quieres demostrar) y te batas en duelo con nosotros...
Entre todo s te ayudaremos. Lo Prometo.

Alma de Tinieblas dijo...

No lo sé, es posible que al fin y al cabo sí que tenga ese talento... no me conozco.
Es curioso: desde siempre, la pena ha sido mi guía y el dolor ha sido mi compañero de viaje, y ahora me encomiendo a una y otro para guiar mis pasos en una nueva dirección.

El Ángel del Dulce Dolor dijo...

Cuando la amarga pena se convierte en dulce, su poder se multiplica. Y, aunque no llegue a tanto (no voy a desistir tan fácilmente, Dulce Pena), cuando el angustioso dolor se torna dulce también adquiere cierto poder. Dulce Pena y Dulce Dolor, unidos bajo una misma bandera, son capaces de (casi) cualquier cosa.

Alma de Tinieblas, tal vez tu identidad se halle donde se halle tu destino. Y tu destino no es otro que el que tú, y más que tú los que te quieren, queráis que sea. ¿Cuál quieres que sea tu destino?

La Dulce Pena dijo...

Dulce Dolor, no hay quién pueda contigo, ¿¿eh?? jeje

Alma (bonito nombre, me encanta), prepara bien el equipaje, olvidalo todo, y ven con nosotros, puede que sea duro, puede que sea largo, pero al final, llegarás a donde quieres llegar, sabrás quien eres... Y no te arrepentirás de las decisiones de tu pasado...