Dejé vencer mi alma, y por fin viviré en paz... En este Dulce Rincón, con esta Pena Vencida. Adiós La Dulce Pena. Adiós El Rincón de Los Vencidos. Todo tiene un principio, un fin y un motivo por el que existir: Este Rincón ya encontró el suyo, ahora es hora de delegar en La Piel de Una Promesa.
La Piel de Una Promesa

Orfeo y Eurídice

03 octubre 2007

Cuenta la mitología griega Orfeo era un poeta, y Eurídice, una dríade. Ambos se casaron pues su amor no conocía fin. Orfeo cantaba las canciones de amor más hermosas jamás oídas, sólo comparables con la belleza de su amada. Pero un día, un triste y oscuro día, una serpiente mordió a su dríade y ella murió. Su alma acompañó a Hades y Perséfone.
--
Orfeo, ciego de amor, haría cualquier cosa por volver a ver su amada. Cantó tanto y tan triste que los mismos Dioses le aconsejaron que fuera al Inframundo a pedirle a los amos de él, que le devolvieran su amada. Recorrió el Ténaro a Cerbero se enfrentó con su simple lira, y con las palabras de desesperación y amor. Pero no logró llegar al final del Averno, y les hizo recordar el rapto de la reina de los inframundos, y Hades al entender el amor, habló con Orfeo.
--
Orfeo, suplicó, y Hades aceptó a dejarlos marchar, pero con la única condición de que Orfeo no mirar atrás hasta que la luz del día, la luz de la vida, rodee por completo a Eurídice. Logran cruzar todos los peligros, logran dejar atrás las almas que buscan perdón. Pero un instante antes de que su amada salga por completo del Reino de Los Muertos, Orfeo duda y gira su rostro. Clava su mirada en Eurídice, y esta, se desvanece en el aire, se evapora como el aíre, pero no le importa, pues sabe que su amado le sigue amando.
--
Orfeo, se paraliza su amada se fue por segunda vez. Cambia de rumbo a Estiga, a pedirle al barquero que lo vuelva a cruzar, necesita estar con su amada, pero este le niega el deseo; y allí estará siete noches llorando lágrimas de dolor, alimentando la Laguna. Cuando decide volver a Tracia sus pesares son más tristes que antes de su primera marcha, y niega todo amor, hiere los corazones, tantos corazones, que estos son su muerte. Esos corazones, empiezan a pegarle, lo derriban, y una piedra se torna de rojo, allí junto al Ródope, encuentra su tumba; y su alma por fin podrá unirse a la de su amada.
--
Eurídice, muerta por segunda vez, espera en el otro extremo de Estigia, espera en el Averno, una espera que no sabe lo que durará. Sabe que Hades no dará una segunda oportunidad, su mente no comprendé como pudo dar la primera, pero no le importa, sabe que el amor de Orfeo es cierto, es tan cierto como que está muerta por segunda vez. De repente, unas notas de música, una lira empieza a sonar... quizás sí, quizás sea él.
-ultima frase: TYR-
El poeta, ya muerto, conoce al camino, y presto se dirige a reunirse con ella, fundiendose en un abrazo para la eternidad.

9 Vencidos:

Anónimo dijo...

otra genial historia
me ha gustado bastante
el único inconveniente es que hay muchos nombres raros que no los entiendo
pero por lo demás perfecto
creo que da a entender un mensaje que seria algo como que por muchas dificultades se presenten en el amor, siempre vencerá

Dafne dijo...

Bonita historia sin duda, una historia q sigue inspirando a muchísimos poetas y artistas.
A ver si algún dia pones la de Dafne y Apolo, me haría ilu :D

La Dulce Pena dijo...

Po la de Apolo y Dafne está escrita ahora que caigo:

http://rinconvencidos.blogspot.com/2007/08/dafne-y-apolo.html

Hijano, que sé que eres el primer anónimo, menos mal que Dafne nos ha resuelto un par de dudas a los dos...

Anónimo dijo...

hijano:

dafne nos ha sido de gran ayuda y por eso le doy las gracias

y lo de dafne deberiamos de buscar la historia bien
porque hay lo que has hechos esta bien y es un psicoanalisis de la imagen pero me gustaria ver la historia

La Dulce Pena dijo...

JAJAJA, sí un psicoanálisis, la historia se las dejo a los historiadores. Está es básicamente igual, busco una imagen que me gusta, y escribo todo lo que ella me recuerda.

Pero bueno, en cuanto Dafne nos cuente la historia, busco otra imagen, y la hago al estilo de esta... vale??

xikitilla dijo...

Preciosa historia

DémoNan dijo...

Qué bonita historia! Y qué pocos amores así existen :-( Un beso.

La Dulce Pena dijo...

Que razón tienes que pocos amores quedan así, y que triste es eso.... Deberíamos cambiarlo entre todos...

Anónimo dijo...

conocia este mito pero no se si cuando lo leí era distinto (supongo que como todo y como en la mitologia seiempre hay muchas versiones) para mi creo que Orfeo se quedaba para la eternidad en los infiernos con la condicion de ver a veces a su amada... pero no me hagas mucho caso...hace millones d años que lo leí...

bonito mito... pon mas!!!

churruca